mujer

Si tu hijo juega con la tablet o el celular podría tardar más en hablar, según expertos

tablets y celulares pueden retrasar habla de los ninos
Cemile Bingol vía iStock

Lo siento, pero la práctica estrategia de darle a tus hijos el celular o la tablet para que se entretengan mientras terminas tus pendientes no es tan buena como imaginaste, ya que puede retrasar el habla en los niños pequeños.

De acuerdo con investigadores de la Universidad de Toronto, los niños que empiezan a utilizar estos aparatos tecnológicos antes de comenzar a hablar tienen un mayor riesgo de presentar retraso en el habla (uso de sonidos y palabras).

6 razones para prohibirle el uso de celular a tu hijo 2
PavelKriuchkov/iStock/Thinkstock

Los investigadores crearon la herramienta llamada 'Lista de Verificación Infantil' para medir el desarrollo del habla en niños con edades entre seis y dos años, a partir del cumplimiento de distintas metas que los infantes deberían alcanzar durante el primer tiempo de vida.

Los resultados se contrastaron con el tiempo de exposición frente a dispositivos móviles

bebe nino chiquito con tablet ipad dispositivo movil 02
Igor Link / Shutterstock.com

En el estudio se muestra que mientras más tiempo de pantalla en la computadora, tablet o celular tenga el niño, mayor es el retraso del lenguaje. Por ejemplo, los niños que usan estos aparatos durante 30 minutos, tienen un riesgo de 49%.

¿A qué se refieren con retraso del habla? Básicamente, los pequeños tienen dificultad para transformar sonidos en palabras, aun cuando no presentan alteraciones en el lenguaje corporal o su interacción social.

sentido del humor bebe
Yasin Emir Akbas

Por tal motivo, existen recomendaciones de la Academia Estadounidense de Pediatría para que los padres limiten o eliminen por completo el uso de tabletas y celulares en niños menores de 18 meses.

Lo ideal es realizar actividades con los pequeños como leer cuentos, cantar canciones, así como interactuar y conversar con ellos. Esta sencilla técnica fomenta el uso de lenguaje y la adquisición de vocabularios en los niños.

Este texto fue publicado originalmente en Naran Xadul.

También te puede interesar: