mujer

El secreto para tener hijos felices es no agobiarlos (lo dicen los expertos)

abrumar a tus hijos impide que sean felices
Sam Thomas vía iStock

Al convertirme en mamá, pensaba que si mi hijo viniera con un manual todo sería más fácil… Pero, eso no existe. Así que para entenderlo mejor, empecé a leer artículos donde explicaban lo que debería 'hacer o vivir' mi hijo en cada etapa de su crecimiento.

En algunos de ellos encontraba frases como: «La lactancia tiene que ser máximo un año», «debe empezar a caminar antes de los 12 meses», «debe dormir en su cuarto después del año», etc.

mama preocupada bebe dormido
Syda Productions/Shutterstock

Al leer todo lo anterior me di cuenta de que inconscientemente comparamos a nuestros hijos con otros niños de su misma edad, o simplemente deseamos que cumplan con las expectativas o metas mencionadas en esos artículos.

Sin embargo, cada pequeñín es diferente (inclusive si son hermanos) y tienen su propia personalidad, talentos, intereses, fortalezas, ritmo de crecimiento, aprendizaje y formas de divertirse. En pocas palabras, cada uno disfruta de la vida a su manera.

bebes guarderia juego
SpeedKingz/Shutterstock.com

Por esta razón, y de acuerdo con un estudio publicado en el Journal of Family Psychology, los papás debemos enfocarnos en reconocer las virtudes y capacidades de nuestros hijos, y evitar las comparaciones o presiones para que haga las cosas, ya que esto impacta de forma negativa en su autoestima.

Y como yo quiero que mi hijo sea seguro, pero sobre todo feliz, mi esposo y yo decidimos que dejaremos que crezca a su ritmo, sin presiones. Al contrario, siempre trataremos de explicar el por qué de las cosas, y la verdad es que esto nos ha dado buen resultado.

papa cocinando con su hija y viendo receta en la tablet
Monkey Business Images vía Shutterstock

Por ejemplo, al cumplir tres años pensamos que era momento de que durmiera en su propia habitación, así que bastó con explicarle que ya no 'cabía' en su cuna y que era momento de irse a su cama, en lugar de forzarlo o hacerlo sentir rechazado.

El resultado: pasó la noche entera sin llorar o despertar.

nino recostado en el pasto con su perro
Rob Hainer vía Shutterstock

Esto mismo ha pasado en cada etapa que supera, como dejar la lactancia, el pañal, el biberón, etc. Y lo único que veo en mi hijo es su felicidad por crecer y vivir más experiencias.

Así que si dejamos en paz a nuestros hijos, serán niños más felices y con una buena autoestima. Si a eso le sumamos escucharlos y entenderlos, les daremos más herramientas para afrontar la vida.

10 cosas que debes ensenarle a tu hija antes de que cumpla 10 anos
Fizkes vía Shutterstock

Toma en cuenta que si realmente existiera un manual que nos dijera paso a paso qué hacer con nuestros pequeños, ¿dónde quedaría la diversión y el orgullo de ser mamá?

Este texto fue publicado originalmente en Naran Xadul.

También te puede interesar: