mujer

Estoy embarazada, ¿cómo puedo protegerme del coronavirus?

sintomas embarazo fluidos 4
Pixel-Shot vía Shutterstock

Si estás embarazada debes tener especial cuidado y excelente higiene durante la cuarentena, debido a que eres más propensa a contagiarte y tener un caso severo (complicaciones) de COVID-19, por lo que eres considerada como parte del grupo de alto riesgo.

Esto se debe a que tu cuerpo es más vulnerable al desarrollo de enfermedades, sobre todo aquellas que son virales, por todos los cambios que están ocurriendo dentro de él.

coronavirus combatirlo
Nhemz via Shutterstock

Precisamente por esta razón, en estos momentos en los que estamos viviendo una pandemia es necesario que redobles los esfuerzos y tomes todas las precauciones para protegerte contra el coronavirus.

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), no puedes eliminar al 100% el riesgo de contagio durante el embarazo, pero sí puedes adoptar algunas medidas preventivas para reducirlo.

mujer usa mascarilla cubrebocas en estacion londres mayo 18 2020 1225591376
Dan Kitwood vía Getty Images

Es importante mencionar que es posible contraer la enfermedad a través de superficies, pero el mayor riesgo de contagio es por el aire, es decir, al estar cerca de personas contagiadas, así que las primeras medidas para cuidarte son:

#1

Evita el contacto o convivencia con personas que pudieron estar expuestas al virus, así como salir e interactuar con otras personas que no vivan contigo.

#2

Usa cubrebocas, sobre todo cuando tengas que salir a la calle para ir a tus consultas. Mantén siempre tu distancia y evita espacios donde la gente no use mascarilla. No te toques la cara, los ojos, la nariz y la boca.

los 6 temas mas discutidos en el 2020 segun facebook
Deliris vía Shutterstock

#3

Lávate las manos con frecuencia, con agua y jabón, durante 20 segundos. Limpia las superficies con las que tienes contacto y usa gel desinfectante que contenga al menos 70% de alcohol, en caso de que no tengas acceso a agua y jabón.

#4

Mantente alejada de reuniones. Aunque tengas muchas ganas de ir, piensa que es mejor cuidar tu salud y la de tu hijo.

mitos sobre la barriga en el embarazo movimiento bebe
New Africa vía Shutterstock

#5

Continúa con tu control médico, es decir, acude a tus citas con tu ginecólogo, siguiendo las medidas adecuadas (mascarilla, distanciamiento y uso de gel).

mujer embarazada coronavirus china
Stringer/gettyimages

#6

Lleva una alimentación balanceada y toma tus vitaminas prenatales.

#7

Aplícate las vacunas recomendadas durante el embarazo.

enfermera participa en prueba vacuna coronavirus australia 2020 1219848993
Paul Kane vía Getty Images

#8

Cubre tu boca y nariz con el codo o un pañuelo doblado al toser o estornudar. Luego, desecha el pañuelo usado inmediatamente.

¿Qué pasa con mi bebé si tengo coronavirus durante el embarazo?

Acorde a lo que dice la Organización Mundial de la Salud (OMS) se debe fomentar el contacto piel con piel inmediatamente después del parto, así como la lactancia materna tomando medidas de higiene.

Está comprobado que el coronavirus no se transmite a través de la leche materna; al contrario, la mama produce anticuerpos en su leche que protegen al bebé. Mientras la salud de la mamá lo permita NO se recomienda separar a la madre del bebé.

relactancia materna bebe 4
Tomsickova Tatyana vía Shutterstock

Es muy importante que si presentas cualquiera de los síntomas de coronavirus busques atención médica cuanto antes:

  • Fiebre
  • Tos seca
  • Cansancio
  • Molestias y dolores
  • Dolor de garganta
  • Diarrea
  • Conjuntivitis
  • Dolor de cabeza
  • Pérdida del sentido del olfato o del gusto
  • Erupciones cutáneas o pérdida del color en los dedos de las manos o de los pies
  • Dificultad para respirar o sensación de falta de aire
  • Dolor o presión en el pecho
  • Incapacidad para hablar o moverse

Además, permanece en contacto con tu médico de cabecera, para que resuelva tus dudas y estés más tranquila durante esta emergencia sanitaria.

Este texto fue publicado originalmente en Naran Xadul.

También te puede interesar: