mujer

¿Tu hijo de 4 años no juega con otros niños? Podría indicar un desfase en su desarrollo

collage senales de alerta 4 anos 0
Tomsickova Tatyana | Maria Symchych

La manera en la que tu hijo juega, aprende e interactúa te ofrece pistas importantes acerca de su desarrollo.

Por ejemplo, a los 4 años de edad será capaz de decir su nombre completo, entender la diferencia entre pasado, presente y futuro; identificar los colores y usar el lenguaje correctamente, explica la Asociación Cigna.

nino jugando
VGstockstudio vía Shutterstock

Signos de alerta en un niño de 4 años

Cada niño crece y adquiere habilidades a su propio ritmo; sin embargo, existen señales de alerta que indican un retraso cognitivo, mismo que puede afectar su futuro si no es tratado a tiempo.

Te las mostramos a continuación.

nino aburrido recargado en una mesa
Anna Nahabed vía Shutterstock

#1 No entiende órdenes

De acuerdo con el Dr. Carlos E. Orellana, neuropediatra y experto en psicología infantil, esto se relaciona con el Trastorno Oposicionista Desafiante.

Se presenta cuando el niño tiene grandes dificultades para comprender y aceptar órdenes o imposiciones, principalmente de los padres. A largo plazo, esto afectará su vida social, laboral y académica.

mae menino birra 1112 1400x800
LittleBee80/ iStock

Es causado por una crianza permisiva, predisposición genética o por convivir en un ambiente donde las reglas no están establecidas. Suele mostrarse en niños con Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) y Trastorno del Espectro Autista (TEA).

Viene acompañado de otros síntomas como: agresividad, irritación, impulsividad, ansiedad y un comportamiento antisocial o vengativo.

5 formas de mejorar la nutricion de tus hijos y ayudarlos a crecer sanos y fuertes 3
mamaza via Shutterstock

#2 Dificultad para convivir

Si tu pequeño no entiende las expresiones faciales o el lenguaje corporal, no respeta el ritmo de una conversación o tiene poco interés en conocer a quienes lo rodean, es momento de visitar al médico.

El Grupo de Psicología de Manhattan, en Nueva York, afirma que la falta de habilidades sociales se relaciona con trastornos mentales (TDAH y TEA) y con un retraso en el aprendizaje no verbal.

nino triste abrazando su osito
Paul Biryukov vía Shutterstock

#3 Habla con poca claridad

A esta edad, tu hijo debe usar correctamente los pronombres, diferenciar entre singular y plural, utilizar verbos en diferentes tiempos gramaticales y pronunciar frases simples, afirma la página Speech and Language Kids.

mama e hijo hablando escucha activa
Ivan Marjanovic vía Shutterstock

En caso contrario, el sitio especializado Kids Health sugiere asistir con un terapeuta del lenguaje para revisar la presencia de un trastorno cognitivo o problemas en su paladar, lengua o cuerdas bucales.

nina en terapia
Africa Studio

#4 No usa la imaginación

La imaginación fomenta el desarrollo cognitivo y social, y anima a los pequeños a explorar en sus habilidades artísticas y sociales, subraya el Centro de Salud Bright Horizons.

Cuando un niño presenta nulo interés en participar en juegos interactivos o de fantasía, es probable que tenga un desfase en su capacidad psicosocial o emocional. Analiza la relación que mantiene con otros niños y anímalo a convivir.

Esthermm / Shutterstock

#5 Pierde habilidades

Si tu hijo repite comportamientos que tenía cuando era bebé, como mojar la cama, llorar a la menor provocación o ser más dependiente en su cuidado personal, puede estar en proceso de regresión.

nino timidez tristeza 181002
LumineImages vía Shutterstock

Según la Academia Americana de Pediatría, esta es una respuesta natural del cuerpo para expresar temor o incertidumbre. Es una etapa transitoria que finaliza a los 5 o 6 años de edad, aproximadamente.

No obstante, si viene acompañada de llanto, irritación, mala conducta, agresividad o se prolonga demasiado, deberán acudir con un especialista.

nina en el psiqiatra
Africa Studio

Finalmente, mantente alerta al comportamiento de tu pequeñito y apóyalo en todo momento. Si notas alguna de estas señales, llévalo con un experto en trastornos del neurodesarrollo para que reciba atención especializada.

Un diagnóstico temprano puede hacer la diferencia. Tenlo presente.

madre e hija 3
Liderina

Y tú ¿cómo impulsas el crecimiento de tu pequeño? Cuéntanos en los comentarios.

¡Hey, no te vayas! Pensamos que te gustaría leer esto: