mujer

Cuidar a los niños es más cansado que trabajar y la ciencia explica que no es exageración

madre estresada
Angela Waye via shutterstock

Ser madre no es nada fácil. Entre las labores domésticas, cuidar a los niños y el trabajo no remunerado, la cotidianidad se convierte en un reto para la paciencia y la salud emocional.

La maternidad es un trabajo a tiempo completo: no hay descansos, pausas por enfermedad y mucho menos vacaciones. Eventualmente, las largas jornadas de trabajo perjudican el bienestar físico y mental de las mujeres.

desorden estres 0
Prostock-studio vía Shutterstock

De acuerdo con un estudio realizado por el Centro de Investigación Pew, atender a los pequeños de tiempo completo es una de las actividades más agotadoras que existen.

Son tantas tareas por hacer, que al cabo de una semana esta rutina resulta equivalente a un día extra de trabajo.

agotada
Dmitry Kalinovsky

La (enorme) carga del trabajo maternal

La investigación, publicada en el periódico británico Metro, analizó la rutina matutina de más de 2,000 madres.

Los expertos llegaron a la conclusión de que, en promedio, hay 43 tareas que realizar antes de llevar a los niños a la escuela.

eres mama y quieres adelgazar estas son las 10 cosas que estas haciendo mal3
Goodshoot/Goodshoot/thinkstock

Además de preparar el desayuno, elegir la ropa que usarán y arreglar sus útiles, la lista incluye actividades como: descongelar la cena, limpiar los cuartos, pasear a las mascotas y regar las plantas.

Después de enumerar todas las tareas, las madres confirmaron sentirse exhaustas, tanto como si hubieran trabajado un día completo en la oficina.

shutterstock 472129438
fizkes/Shutterstock

Como consecuencia del desgaste emocional y físico, es normal que se pierda el deseo de jugar o pasar tiempo de recreación con los niños.

como terminar un berrinche
Antonio Guillem

Laura García Martín, psicóloga y directora del Centro Clavesalud, en Madrid, explica que ser madre no significa que siempre debas tener tiempo, ganas y/o disponibilidad para estar con tus hijos.

«Aunque el juego es una excelente manera de comunicarse con los niños, detectar miedos y compartir afectos, a veces no se cuenta con el tiempo para hacerlo y esto no debe ser motivo de culpabilidad», explica la especialista.

burnout 0
SeventyFour

Marcar tus límites y reconocer que tienes otras responsabilidades, es fundamental para que comprendas que no eres superwoman y que no tiene nada de malo dedicar un par de minutos (u horas) para cuidar tu salud emocional.

fatiga cronica
fizkes/Shutterstock

Consecuencias físicas y emocionales

Según el sitio especializado Empowering Parents, el trabajo materno puede devenir en altos niveles de estrés, ansiedad, frustración y en casos más extremos, provocar el Síndrome del Burnout.

bebe alimentacion obligar obesidad traumas 5
fizkes/Shutterstock

Este trastorno fue acuñado por primera vez en el libro Burnout: The High Cost of High Achievement, de Herbert Freudenberg y se refiere a la respuesta natural del cuerpo, al estar expuesto a episodios prolongados de estrés o largas jornadas de trabajo.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, sus síntomas más frecuentes son; dolores de cabeza recurrentes, insomnio, fatiga intensa y problemas gastrointestinales.

depresion posparto 1
globalmoments vía Shutterstock

Finalmente, para solucionar este problema es necesario que platiques con tu pareja y que logren crear una rutina en la que puedan dividir, equitativamente, las tareas del hogar y el resto de las responsabilidades.

Así podrás encontrar el balance perfecto entre la cotidianidad y tu bienestar físico y emocional. Inténtalo, tu organismo te lo agradecerá.

actividades ninos en cuarentena
The Faces/Shutterstock

Recuerda que antes de ser madre y esposa, eres una mujer; tus emociones y bienestar, son igual de importantes que los del resto de tu familia. No lo olvides.

mama hijo 0
marypastukh vía Shutterstock

¿Sabías que el trabajo en casa podía ser tan agotador? Cuéntanos en los comentarios.

Pst, pst pensamos que te gustaría leer esto: