mujer

Tener mucha sed en el embarazo es señal de un serio padecimiento: conoce los síntomas

embarazo   agua
haveseen vía Shutterstock

La sed es una respuesta natural del cuerpo, relacionada con la cantidad de agua que el organismo pierde a través de la orina, la evaporación y el sudor.

De acuerdo con el National Health Service, durante el embarazo el funcionamiento del metabolismo aumenta, provocando que la pérdida de fluidos sea mucho mayor y que la sed de la futura madre se incremente considerablemente.

mulher agua manha 1118 1400x800
puhhha/Shutterstock

Sin embargo, hay algunas excepciones en donde la sed constante puede ser una señal de que algo no anda bien. Te explicamos todo lo que debes saber al respecto.

virus de fuego labial2
Sebra vía Shutterstock

Sed excesiva en el embarazo, ¿es normal?

La página especializada Igenomix menciona que el aumento de sed durante la gestación es un síntoma de que el organismo se está adaptando adecuadamente a su nuevo estado.

Mantener una buena hidratación permitirá que el cuerpo conserve más líquidos, que el volumen sanguíneo incremente y, en general, cubrirá las nuevas necesidades provocadas por el embarazo.

habitos que debes evitar durante el embarazo
haveseen

Alejandro Kava Braverman, ginecólogo y obstetra de Pornatal, menciona que:

«Desde la séptima semana de embarazo, es normal que incremente la sensación de sed. Misma que puede manifestarse a cualquier hora del día».

agua copo hidratacao 1218 1400x800 0
fizkes/Shutterstock

Asimismo, los especialistas aseguran que durante este periodo el agua es capaz de optimizar la concentración, evitar los dolores de cabeza y mejorar la comunicación celular de todo el cuerpo, lo que permitirá tener un embarazo libre de preocupaciones.

Bajo este orden de ideas, Arturo Torres, experto en medicina interna, menciona que:

«En un adulto promedio, el agua representa entre 50 a 70% del peso corporal total. Por ello, es necesario mantener una buena hidratación, más aún, si hay un embarazo de por medio».

mujer embarazada tomando agua 02
Mangostar / Shutterstock

En este caso, los especialistas sugieren tomar como mínimo 2.3 litros de agua, que pueden ser repartidos en sopas, frutas, consomé, leche, jugo natural y agua simple (ideal para combatir el estreñimiento).

truco para hacer limonada 1
MaraZe via Shutterstock

«Es importante que la mujer no deje de tomar agua, porque su cuerpo lo requiere no solo para funcionar, sino para crear la vida y, es justamente el embarazo, donde el organismo femenino está trabajando a la máxima potencia», afirma Kava Braverman.

tomar agua 1
sebra/Shutterstock

¿Cuándo debo preocuparme?

En algunos casos, la sed excesiva puede ser señal de que algo anda mal.

Si esta sensación viene acompañada de pérdida de orina, sed que no disminuye al tomar agua, una sensación continua de querer ir al baño y un incremento del peso corporal, será necesario visitar al médico, pues podría tratarse de diabetes gestacional.

cambios embarazo vagina
Africa Studio/shutterstock

«Cuando una mujer tiene síntomas de diabetes, es necesario que se medique insulina a fin de controlar mejor el embarazo, ya que puede presentar problemas tanto para la mujer como para el pequeño» destaca Kava Braverman.

cesarea de emergencia 1
Have a nice day Photo

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades menciona que ésta complicación suele aparecer a la mitad del embarazo, y que a menudo puede controlarse con una alimentación saludable y ejercicio regular.

ejercicios embarazadas 1
Kamil Macniak vía Shutterstock

Si la diabetes gestacional no es tratada a tiempo, puede provocar dificultades como: infecciones urinarias recurrentes, un parto prematuro, incrementar el riesgo de una cesárea de emergencia y problemas de alergia en el recién nacido, por mencionar algunos.

Con la medicación adecuada y una buena alimentación, es probable que esta enfermedad desaparezca después del parto. Su principal y única consecuencia será un aumento en los niveles de glucosa en la sangre.

parto vaginal mujer bebe
Natalia Deriabina/Shutterstock

Finalmente, si tienes un historial previo de diabetes gestacional o un miembro cercano de tu familia sufre de este padecimiento, es recomendable que asistas con tu médico para que puedan tomar las precauciones pertinentes.

De esta forma te sentirás mucho más tranquila y podrás recibir a tu pequeño con los brazos abiertos y en un buen estado de salud.

shutterstock 361336946
Shutterstock

Y tú ¿cómo te cuidas durante el embarazo? Cuéntanos en los comentarios

Pensamos que te gustaría leer esto: