mujer

Si piensas que la tierra y la suciedad ayudan a fortalecer a tus hijos, tenemos algo que decirte

nino sucio
Melle V

Generación tras generación, seguimos creyendo que los niños que están más en contacto con la tierra y los microbios tienen un sistema inmunológico más fuerte. Sin embargo, un estudio reciente descubrió que si bien tiene sus ventajas, no es del todo recomendable.

En el mundo existen dos tipos de personas: las que no dejan a sus hijos ni acercarse a la tierra por temor a que se lastimen o pesquen alguna bacteria, y las que piensan que al dejar que sus hijos se ensucien están ayudándoles a fortalecer su sistema inmunológico.

Zurijeta/Shutterstock

A diferencia de muchos mitos, este tiene algo de verdad... pero también algo de mentira: es cierto que el contacto de los niños con ciertos microbios puede ser beneficioso para su salud, pero esto no significa que todo el tiempo tengan que estar sucios o que no deban lavarse las manos.

jugar y ensuciarse
Rawpixel.com/shutterstock

La respuesta se encuentra en un artículo científico publicado recientemente en The Conversation, realizado por un grupo de investigadores de varios centros de investigación australianos.

nino jugando parque
AlohaHawaii/Shutterstock

Antes de comenzar ¿de dónde surge este mito?

Todo comienza en 1873, cuando el médico inglés Charles Blackley, conocido por ser el descubridor de la rinitis alérgica causada por el polen o la “fiebre del heno”, definió a este padecimiento como una enfermedad de la “clase alta”, por ser tan poco frecuente en agricultores o personas que vivían en el campo.

shutterstock 616340453
Paya Mona via Shutterstock

Basándose en las malas condiciones higiénico-sanitarias de estas comunidades, el médico dio por hecho que la enfermedad podía desarrollarse precisamente por la falta de higiene, y que de algún modo, las personas del campo habían creado una especie de resistencia hacia infecciones y bacterias.

bacteria superbacteria antibiotico 0517 1400x800
Dr_Microbe/istock

Su teoría se vio reforzada en 1989, cuando el investigador británico David Strachan, analizó los patrones alérgicos de 17.000 niños ingleses. Lo que más les llamó la atención fue que los hermanos menores presentaban menos probabilidades de desarrollar fiebre, a diferencia de los mayores o lo hijos únicos.

proteger el hogar de las alergias 4
iStockphoto/Thinkstock

Strachan concluyó que posiblemente se debía a que estos pequeños se mantenían en contacto con las enfermedades de sus hermanos y que además, al ser unos niños, su higiene no sería la más adecuada. Esto se traduce a que, según el especialista, al convivir con una persona enferma, los pequeños desarrollarían un sistema inmunológico más fuerte y sano.

Bebida para aumentar el metabolismo 1
ugreen/istock/thinkstock

Así fue como nació la conocida hipótesis de que mantener contacto con un mayor número de bacterias y patógenos a edades tempranas, puede reducir la posibilidad de contraer enfermedades o afecciones alérgicas.

gripe
Sharomka

¿Mito o realidad?

A pesar de que la teoría de estos científicos se ha mantenido vigente durante muchos años, hoy en día se sabe que no es del todo cierta.

Numerosos estudios han demostrado que el contacto con un mayor número de infecciones en la infancia no solo no protege a los pequeños de futuras alergias, sino que puede aumentar el riesgo de padecer problemas respiratorios, como asma.

crianca tratamento doenca respiratoria asma bronquite nebulizacao 01
Lapina / Shutterstock

Sin embargo, no todo es malo pues se ha comprobado que si bien los microbios patógenos no hacen ningún bien a los niños, hay algunos que pueden resultar sumamente beneficiosos para sus organismos.

7 pequenos datos sobre los microbios 1
sdecoret via Shutterstock

Los especialistas hacen énfasis en que los niños y jóvenes deben estar en contacto con una amplia variedad de bacterias, hongos y otros microbios presentes en el medio ambiente. De hecho, algunas investigaciones demuestran que las personas que viven rodeados de ecosistemas verdes y biodiversidad suelen tener mejor salud y presentar menos enfermedades.

situaciones que lamentablemente confirman que ya pasaste los veinte hace rato 5
vgajic/iStock

En conclusión: es bueno que los niños jueguen en el parque, que se ensucien y que vayan de excursión al campo, pero esto no quiere decir que la higiene básica deba ser descuidada.

Aseo personal en ninos 2
Dejan Ristovski/istock/thinkstock

El lavado de manos, por ejemplo, es una de las actividades más importantes de la rutina diaria en los pequeños. Si no se hace correctamente pueden ser víctimas de enfermedades como neumonía, tos ferina, bronquitis cólera, diarrea, gastroenteritis, neumococo y hasta hepatitis.

Lavarse las manos de forma divertida 1
iStock/Thinkstock

Ahora que sabes todo lo anterior, puedes sentirte más tranquila de que tu pequeño juegue y se divierta en la tierra, solo no olvides lavar sus las manos regularmente y llevarlo a revisiones periódicas con su doctor de cabecera.

nino con su mama visitando al pediatra
Pixel-Shot / Shutterstock.com

Y tú ¿consideras adecuado dejar que los pequeños se ensucien? Cuéntanos en los comentarios.

Pst, pst pensamos que esto podría interesarte: