mujer

La exposición solar es uno de los factores que desencadena complicaciones en el embarazo

mujer embarazada campo de flores
PonomarenkoNataly / Shutterstock

Son pocos los embarazos que transcurren sin complicaciones, debido a que es una etapa que representa muchos cambios en el organismo. Recientemente, los partos prematuros han aumentado en varios países del Continente Americano.

Las causas pueden ser diversas. En algunos casos se determinó que la edad de la madre podría ser un factor importante, al igual que los partos múltiples, la obesidad, la diabetes y la hipertensión. Sin embargo, también se ha descubierto que la exposición solar puede afectar el momento del parto.

7 cosas que le sucederan a un bebe en sus primeras horas de vida 1
3pix Studio Associato di Garelli, Maccolini e Piana/iStock/Thinkstock

El nacimiento se da de forma prematura cuando ocurre tres semanas antes (o más) de la fecha estimada de parto, es decir, antes de la semana 37 de gestación. La organización Mayo Clinic explica que el parto prematuro se clasifica según qué tan antes nazca el bebé:

  • Prematuro tardío: Si nació entre la semana 34 y la semana 36 de embarazo.
  • Prematuro moderado: Si el parto se da entre la semana 32 y la 34.
  • Muy prematuro: Si nació antes de las 32 semanas de embarazo.
  • Prematuro extremo: Cuando el nacimiento ocurre antes de las 25 semanas de gestación.
bebe  recien nacido
Halfpoint vía Shutterstock

Investigadores de la Universidad Católica de Chile observaron que en las regiones de ese país donde existe una mayor tasa de partos prematuros, se encuentran en zonas que reciben una menor radiación solar.

Esto se reveló a través de un estudio y la razón es simple: una menor radiación solar se asocia directamente a un déficit de vitamina D, pues el sol ayuda a que el organismo absorba este nutriente. La mayoría de estos partos se clasificaron como prematuros tardíos.

shutterstock 725985034
Dasha Petrenko / Shutterstock

El doctor Marcelo Farías, gineco-obstetra de la Red de Salud de la Universidad, esclarece que las mujeres embarazadas que tienen bajos niveles de vitamina D son más vulnerables a sufrir complicaciones como la preeclampsia y la diabetes gestacional, y estos factores aumentan el riesgo de un parto prematuro.

Un nacimiento prematuro puede traer diversas complicaciones, y estos varían según la etapa en la que se dio el parto. Estos problemas pueden ser respiratorios, del corazón, gastrointestinales o cerebrales.

mujer embarazada relajada vestida de blanco
Wavebreakmedia vía Shutterstock

Para reducir el riesgo de tener un parto prematuro, es indispensable acudir a las citas médicas mes con mes o cuando que sea necesario.

Al igual, se recomienda exponerse al sol diariamente de 10 a 15 minutos, usando siempre protección contra los rayos ultravioleta y así absorber la vitamina D. También pueden ingerirse alimentos como leche, jugo de naranja y productos lácteos como el yogur.

embatazada tomando jugo de naranja shutterstock 400822249
Anna Vovk vía Shutterstock

Sigue leyendo: