¿Tu hijo se despierta con dolor por las noches? Podría sufrir "dolor del crecimiento"

nino pequeno llorando en cama shutterstock 619356281
LeManna vía Shutterstock

El "dolor de crecimiento" es el responsable de muchos de los gritos y llantos de los niños durante la noche. Es un dolor repentino en las piernas, especialmente en los muslos, las pantorrillas y las espinillas, que hace que los pequeños se sientan muy incómodos.

pernas pe crianca 0318 1400x800
EmBaSy / Shutterstock

Aunque recibe como nombre "dolor de crecimiento", realmente no debería llamarse así, ya que no existe evidencia alguna que compruebe que este dolor esté relacionado con el crecimiento. Esto no quiere decir que no exista, es algo real y puede llegar a ser muy doloroso.

little kid girl feel hurt pain shutterstock 1047088039
kwanchai.c vía Shutterstock

De acuerdo con la pediatra Fernanda Freire, quien es autora del sitio Seu Pediatra (Su Pediatra), no existe una explicación clara para justificar este "dolor en las extremidades", como algunos expertos lo llaman, y no debe asociarse con el crecimiento de los niños.

Sin embargo, muchos médicos dicen que esta incomodidad podría deberse a una mala postura, un desequilibrio entre el crecimiento de los huesos y los músculos, causas psicológicas o una fatiga muscular. Esta última podría originarse por el exceso o por la falta de ejercicio físico.

sad depressed little girl sitting bed  shutterstock 462871843
Alexandru Marian vía Shutterstock

La organización Kids Health aclara que estos dolores suelen presentarse entre el 25% y el 40% de los niños, y que pueden aparecer en la primera infancia (3 a 5 años) o más adelante, entre los 8 y los 12 años.

¿Qué hacer para disminuir el dolor?

La doctora señala que el dolor desaparece así como llega, de manera repentina. Los padres pueden ayudar a disminuirlo al masajear, estirar y doblar las extremidades. También ayudará el ser comprensivo con los niños y abrazarlos para que se sientan acompañados. Mucho cariño y atención hará que los pequeños no se sientan solos y que además sepan que el dolor tiene solución.

Además, es importante asegurarse de que los niños tengan una actividad física adecuada, sin llegar al exceso, además de una alimentación balanceada.

mama abrazando a su hija shutterstock 495692479
VGstockstudio vía Shutterstock

Más sobre el cuidado de los pequeños:

Artículo traducido desde el original de VIX Brasil, del autor Mariana Riscala.