¿Cómo sé si mi hijo tiene TDAH o sólo es muy inquieto? Expertos explican todo sobre el trastorno

shutterstock 371696962
MichaelJayBerlin / Shutterstock.com

Cuidar y criar a tus hijos es una gran y compleja misión. Es un hecho que deseamos que nuestros pequeños disfruten de una vida feliz y sin problemas, pero trastornos de ansiedad, depresión infantil u otros padecimientos que no podemos controlar pueden dificultarnos esta misión.

¿TDHA?

Uno de los trastornos neurológicos más comunes en la población infantil es el Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad, mejor conocido como TDAH por sus siglas.

Este trastorno influye en el desarrollo neurológico de los niños. Sus características principales son la falta de atención y un comportamiento impulsivo e hiperactivo.

Suzanne Tucker / Shutterstock

De acuerdo con expertos de Mayo Clinic, existen tres tipo de TDAH: predominantemente distraído, predominantemente hiperactivo-impulsivo y combinado.

Predominantemente distraído

Los niños que padecen un TDAH con predisposición a ser distraídos presentan conductas y acciones relacionadas con falta de atención. Por ejemplo, les cuesta trabajo concentrarse en juegos o tareas, o no ponen atención a los detalles. A pesar de haber escuchado una serie de instrucciones, tienen dificultad para seguirlas y se distraen fácilmente.

asperger autismo 1
noblige/iStock/Thinkstock

Predominantemente hiperactivo-impulsivo

Un niño con este tipo de TDAH suele aburrirse fácilmente. La mayor parte del tiempo se encuentra en un estado de inquietud, el cual se refleja en sus manitas o pies que se mueven constantemente, así como en su falta de control por permanecer en un sólo sitio.

Un niño con TDAH hiperactivo-impulsivo está en constante movimiento, por lo que le cuesta trabajo estar sentado o callado. Por ejemplo, se le dificulta esperar su turno en cualquier situación donde se encuentre, desde subirse a algún juego, hasta en el momento de hablar, por lo que es normal que interrumpa en una conversación.

un nino con tdah no es malo solo necesia mas atencion
Photographee.eu vía Shutterstock

Combinado

El combinado es el tipo más frecuente y, como su nombre lo dice, presenta las actitudes y conductas de los dos tipos anteriores. Los pequeños que sufren con este trastorno se inquietan cuando tienen que esperar algo o deben permanecer en el mismo sitio, y si tratas de explicarle por qué debe ser paciente, seguramente se distraerá y no pondrá atención a tus palabras.

hermanos
Alena Ozerova/shutterstock

¿Cómo saber si es TDAH?

No es un secreto que los niños pequeños son muy activos, curiosos y les cuesta trabajo quedarse en un solo sitio, ya que les gusta descubrir y aventurarse por el mundo. Su atención es limitada y muchas veces se les dificulta escuchar con atención y seguir instrucciones. Entonces, ¿cómo sabemos si verdaderamente padece TDAH?

De acuerdo con expertos de la Academia Americana de Pediatría, es más fácil identificar que un niño tiene TDAH cuando entra a la primaria (después de los 6 años). Es justo en esta etapa académica donde las tareas y el esfuerzo por prestar atención en clase son mayores que en preescolar.

shutterstock 559698427
Rawpixel vía Shutterstock

Durante esta etapa, dentro del desarrollo y crecimiento común de un niño, los comportamientos hiperactivos y la falta de atención disminuyen. En cambio, en los niños que sufren TDAH dichos comportamientos permanecen e incluso pueden ocurrir con más frecuencia.

Diagnóstico

Como padres puede ser complicado diferenciar si las actitudes y reacciones de tu hijo son sólo parte de su proceso normal de crecimiento, si se trata de su temperamento o si realmente padece TDAH.

Muchas veces puedes pensar que sólo es inquieto o le gusta hablar mucho, y que con correctivos comunes esto cambiará. Sin embargo, es importante mantener una atención constante en sus acciones y comportamientos y tratar de evaluar si presenta más de un síntoma de los anteriores descritos.

5 Ideas de decoracion para habitaciones infantiles 4
Hemera/Thinkstock

También es válido que compares su comportamiento con las acciones que sus demás compañeros y niños de su edad han empezado a adoptar. Solo asegúrate de no hacer esta comparación enfrente de él ni hacerle notas las diferencias, ya que esto podría dañar su autoestima.

Como padre eres el responsable de llevar a tu hijo con un especialista y contarle sobre las actitudes y comportamientos que has notado en tu pequeño. El médico primero hará una evaluación general del niño, con el objeto de descartar otro tipo de condiciones médicas que puedan estar relacionadas con estos síntomas.

dv755001
Digital Vision/Thinkstock

El especialista hará una serie de preguntas sobre la salud, comportamiento, actitudes y actividades del pequeño. Lo mejor es que el médico no sólo haga el expediente con las respuestas del núcleo familiar, sino que también incluya los comentarios de maestros, entrenadores u otras personas que conozcan y convivan con el pequeño en entornos diferentes al hogar.

La edad promedio para diagnosticar TDAH es a los 7 años. No obstante, la edad promedio de diagnóstico de TDAH grave es a los 5 años. Además, los varones tienen el doble de probabilidad de padecerlo. Esto se debe a que normalmente los niños presentan síntomas más distintivos de la hiperactividad, mientras que las niñas tienen comportamientos más relacionados con 'soñar despiertas' o hablar mucho.

nino galletas estirar
rangizzz vía Shutterstock

Tratamiento

Normalmente, el tratamiento de TDAH incluye la toma de psicoestimulantes que promueven la producción de neurotransmisores, que a su vez activan la capacidad del cerebro para prestar atención, controlar impulsos y tener más autocontrol.

También se puede tratar con terapia conductual, la cual en ocasiones se combina con medicación. En esta terapia, los especialistas ayudan al pequeño a desarrollar habilidades sociales, emocionales y de planificación.

Por supuesto, también es muy importante el apoyo de la familia, profesores y todas las personas que rodean al niño. La comprensión y paciencia es fundamental para que el pequeño no se sienta diferente, inferior y muchos menos "un niño malo".

También te puede interesar: