mujer

Si la tos de tu hijo tiene estas características, podría ser más delicada de lo que crees

estornudando2
Shutterstock

La tosferina es una enfermedad de las vías respiratorias, causada por una bacteria llamada Bordetella pertussis. Los niños son los principales afectados por este padecimiento, caracterizado por fuertes ataques de tos y dificultad para respirar.

La Organización Panamericana de la Salud estima que en el mundo se presentan alrededor de 50 millones de casos al año, así como 300 mil muertes anuales por causa de esta terrible enfermedad. De acuerdo con el Instituto Nacional de Salud Pública, la tosferina es la quinta causa de muerte en niños menores de 5 años. La buena noticia es que se encuentra entre las enfermedades que pueden ser prevenidas mediante la vacunación.

¿Cómo identificar la tosferina?

La tosferina es una enfermedad contagiosa. Se trasmite por el contacto con el moco de una persona enferma y el paciente puede tardar de una a dos semanas en mostrar los primeros síntomas.

nino enfermo fiebre
Rido

En los primeros días en que se desarrolla el padecimiento, sus síntomas pueden ser confundidos con un resfriado común, pues incluyen estornudos, escurrimiento nasal y malestar general. Después se presenta tos violenta, dificultad para respirar, fiebre y apnea en los bebés (pausas en la respiración).

Según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, cuando esta enfermedad está más desarrollada en el organismo, presenta señales como paroxismos (accesos de tos rápida y respiración forzada), vómitos durante o después de la tos, y un agotamiento físico extremo después de toser.

¿Cuál es el tratamiento para la tosferina?

La tosferina puede prevenirse con una vacuna, misma que se administra a los niños de 6 años, con un refuerzo posterior a los 12. Las personas que no recibieron la vacuna a esa edad, pueden aplicársela cuando son adolescentes o adultos.

Si una persona contrae la enfermedad, lo más recomendable es que permanezca en cuarentena inmediatamente después del contagio. Además, debe utilizar cubre-bocas para evitar la propagación del virus. También las personas que tienen contacto con el paciente deben seguir medidas de higiene básicas (lavar manos con agua y jabón, cubrir boca y nariz, no compartir utensilios personajes), para reducir el riesgo de contagio.

5 formas en que los antibioticos cambiaron el mundo para bien o para mal 4
Ilya Andriyanov/Hemera/Thinkstock

El tratamiento de la tosferina consiste en la administración de antibióticos. Si la medicación se inicia en las primeras semanas de la aparición de la enfermedad, la tasa de éxito aumenta considerablemente.

De acuerdo con especialistas, si la tosferina no es tratada correctamente, puede derivar en complicaciones como neumonía, infección del oído medio, pérdida temporal de la conciencia, convulsiones e incluso la muerte.

Es muy importante acudir a un hospital para que se le brinde al paciente el tratamiento adecuado, ya que la auto medicación podría agravar el problema y poner en riesgo su salud.

Échale un ojo a esto: