Una influencer se sincera sobre el lado B de amamantar: «Me gustaría arrancarme la teta»

amamantar lactancia
Dizitsyn / Shutterstock

No hace falta aclarar que el período de lactancia es, para los bebés, sumamente importante para el resto de su vida. No solo por la cuestión alimenticia durante una etapa fundamental de su desarrollo ni por el fortalecimiento de su sistema inmune, si no además por el vínculo que construye con la mamá como en ningún otro momento.

Dicho ello, la lactancia materna muchas veces resulta un proceso tedioso para algunas mujeres, que terminan por experimentar sentimientos encontrados durante el período de postparto.

La realidad es que el número de madres que sienten incomodidad en este aspecto es significativo y poder visibilizarlo contribuye a desterrar mitos y a divulgar información sobre cómo evitarlo, para poder disfrutar plenamente del período.

La importancia del período de lactancia materna

lactancia dar el pecho bebe mama
Africa Studio via Shutterstock

«La leche materna tiene las cantidades adecuadas de nutrientes para el niño en las diferentes etapas de su crecimiento. A largo plazo, se ha visto que la leche materna reduce la incidencia de sobrepeso, obesidad y enfermedades crónicas como la diabetes. Los niños alimentados con leche materna tienen menor incidencia de muerte súbita del lactante, de alergias y problemas digestivos y respiratorios. Además, promueve un mejor desarrollo psicomotor, emocional y social», explicó la médica obstetra María Fernanda Lage, coautora del libro «Las preguntas de la embarazada» de la editorial del Instituto Universitario Hospital Italiano.

Para la madre, también se observaron beneficios como un menor sangrado post parto y mayor pérdida de peso en menos tiempo. «Sin embargo, hay que recordar que la lactancia materna no es posible en todas las circunstancias y en esos casos las leches maternizadas son una ayuda invaluable en la crianza de los bebes», reconoció la doctora.

El «agotamiento de la lactancia»

descubre 4 posiciones comodas en las que puedes amamantar a tu bebe4
lolostock/istock

La influencer Lillian Jamfer manifestó, a través de su cuenta de Instagram, que se sentía incómoda dándole la teta a su bebé: «Amamantar nunca es fácil, no importa la edad que tengan».

«A veces me gustaría poder quitarme la teta y dejarte tenerla para poder descansar y dormir durante toda la noche», escribió Lillian en la red social, hablándole directamente a su hija.

View this post on Instagram

breastfeeding is never easy no matter what age they are. last night was proof for me. night soothing you’re a curse like the a toddler who can’t let go of a paci. sometimes I wish I can pull my boob off and let you have it so I can get a break and sleep throughout the night. sometimes I think “you don’t have to still bf her she’s old enough” or “you can put her in her crib” or “wake up her dad to help, he’s a parent too” just things that would probably make it easier for me yet here I am still doing the opposite of “making it easier” but that’s just me, that’s what I’ve felt being a mother is, a breastfeeding mother that is. the best part of all the chaos, the hard work I put in, is somehow always worth it in the end. ✨ #breastfeeding #toddlerbreastfeeding #freethebignipples

A post shared by Lillian Jamfar (@motherjamfar) on

Existe un término para definir esta sensación y se llama «Breastfeeding Burnout» (el agotamiento de la lactancia). Hay algunos cuidados que se pueden tener en cuenta para intentar evitarlo. Es que muchas veces el postparto es un período crítico para la salud de las madres:

«Las mujeres experimentan diversos cambios físicos, mentales y emocionales durante este período, que pueden interferir con su rutina diaria. Existe una asociación entre los factores socioculturales relacionados al sueño materno, la fatiga, el cansancio y el método de alimentación, pero la misma ha sido poco estudiada y no está clara», explicó Lage.

shutterstock 1032775489
evso vía shutterstock

Según la doctora, existen diferentes estudios que han intentado investigar si el sueño percibido y la fatiga difieren entre las mujeres que amamantan y aquellas que utilizan biberón. Sin embargo, los instrumentos con los que se midió la calidad global de sueño no fueron capaces de mostrar diferencias entre los dos grupos. Pese a ello, «existe alguna evidencia que demostró que las madres que amamantan exclusivamente, alimentan a sus bebés con mayor frecuencia, pero la tarea les demanda menos tiempo, comparado con aquellas que utilizan leche de fórmula, quienes reportaron fatiga más severa», explicó Lage.

En conclusión, si bien existe la fatiga en el período post parto, esta puede deberse a múltiples factores y no parecería ser causada exclusivamente por la forma de alimentación de los recién nacidos.

¿Estar agotada tiene que ver con la depresión post parto?

La inmensa mayoría de las mujeres siente «tristeza post parto», que es un cuadro leve y que se resuelve espontáneamente, más si se cuenta con una buena red de contención familiar o social. Pero, por otra parte, dice la doctora, la depresión es una condición médica más severa, que solo sufren algunas mujeres después de tener un bebé. Son sentimientos fuertes de tristeza, ansiedad (preocupación) y cansancio que duran mucho tiempo después del parto.

parto humanizado2
Lolostock/Shutterstock

«Esos sentimientos pueden afectar el cuidado de sí misma y de su bebé. La depresión post parto puede suceder en cualquier momento, pero suele ser más frecuente dentro de la primera hasta la tercer semana luego del nacimiento. El hecho de que la mujer no pueda dormir adecuadamente o se sienta fatigada en extremo, puede ser un factor desencadenante de la depresión posparto o parte de su sintomatología, pero no es el único».

En general, las mujeres que padecen esta complicación, suelen tener antecedentes de depresión, situaciones de abuso durante su vida o están padeciendo estrés importante (abandono, falta de red de contención, complicaciones en el recién nacido o durante el embarazo, etc).

Cómo evitar la fatiga postnatal

Para la doctora, la mayoría de las madres tienen un conocimiento inadecuado sobre los cuidados y los cambios posparto. «Las madres primerizas son un grupo más vulnerable y requieren el apoyo de la familia, los amigos y el personal de salud. La educación y atención posparto es la medida más importante para prevenir situaciones como esta», explicó Lage y agregó: «El desempeño del personal de salud y la prestación de apoyo social a las madres juegan un papel muy importante en su preparación para enfrentar esta nueva etapa».

amamantar 1
Tomsickova Tatyana vía Shutterstock

Según las recomendaciones de la obstetra, el personal de salud, junto con las parejas y familiares, deben concentrar las energías en explorar formas de mejorar la calidad del sueño materno y reducir la fatiga postnatal. «En algunos países existen programas de atención domiciliaria después del parto que han tenidos efectos positivos en el estado de salud y satisfacción de la mujer que acaba de tener un hijo. Los esfuerzos deben estar orientados a brindar apoyo, contención, educación y una red que le permita a la mujer dedicarse al cuidado de su salud y la de su bebé», finalizó Lage.

Lee también: