mujer

Las visitas masivas al recién nacido pueden llevar al bebé a terapia intensiva, según médica

como sobrevivi a los primeros meses de mi bebe 1
julief514/iStock/Thinkstock

Un mes después de dar a luz a Giuseppe, su primer hijo, la actriz brasileña Valentina Francavilla se vio envuelta en una situación de angustia: su pequeño comenzó a mostrar signos de que no estaba bien de salud. Debido a esto, se vio obligada a llevarlo al hospital, donde fue internado en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) con bronquiolitis, una inflamación en las vías respiratorias que suele afectar a bebés y niños pequeños.

Los profesionales le advirtieron que la enfermedad pudo haber sido transmitida por otras personas. Esto le enseñó a la actriz una lección importante acerca de las visitas a los recién nacidos.

¿Permitir visitas a un recién nacido es peligroso?

Valentina explicó que, según las informaciones que recibió en el hospital, mientras que la bronquiolitis se manifiesta de manera inofensiva en adultos y en forma de gripe o tos, es algo bastante peligroso para los recién nacidos.

"Siempre dejaba que todo el mundo sostuviera a mi hijo. Pero sucede que muchas personas tosen y se tapan la boca con la mano antes de tomar al niño", comentó Valentina tras saber que el bebé mejoró.

Ella también confesó que, si tiene otro hijo, no permitirá este tipo de contacto y aconsejó a otras madres que tampoco lo permitan. "Si tengo otro hijo, lo haré. No dejaré que las visitas lo tomen en su regazo, intentaré evitar el máximo posible de visitas al menos hasta que el niño crezca un poquito. Es mejor que pasemos por irritantes antes que vivir lo que yo viví esa semana", explicó.

Aunque para algunas personas parece un exceso de cuidado, la preocupación de Valentina no es infundada. El sistema inmunológico de un recién nacido aún no está completamente desarrollado, y, por lo tanto, es más susceptibles a las enfermedades.

Consejos para visitar a un recién nacido

Como cuidarte del ebola si viajas 2
iStock/Thinkstock

De acuerdo con la especialista en salud materno-infantil Michele Galatti Secolo, es ideal que, durante las primeras semanas de vida, las visitas al bebé deben ser breves. Además las visitas deben cuidar su higiene de la manera correcta. Tanto las personas como los objetos pueden servir de vehículo de transmisión para los virus y las bacterias.

La madre se puede aplicar alcohol en gel en las manos delante de la visita para dar el ejemplo. También es una buena idea poner un jabón antiséptico en el baño, "Así queda la garantía de que si el alcohol en gel no se utiliza, al menos se aplicarán jabón bactericida", explica la especialista.

Sobre el contacto, la especialista aconseja limitar el permiso de cargar al bebé a las personas de confianza que estén debidamente higienizadas. Y desaconseja dejar al bebé con personas que tienen perfumes muy fuertes u olor a cigarrillo, y evitar los besos de personas resfriadas al recién nacido por ser algo extremadamente peligroso.

Podría interesarte

Artículo traducido desde el original de VIX Brasil, del autor Fernanda Labate.