Ser madre de tiempo completo NO es fácil: la carta de una mamá cansada que se volvió viral

madre bebe llorando
Lopolo vía Shutterstock

Si eres madre de tiempo completo, seguramente recibes comentarios, una y otra vez, sobre la suerte que tienes de poder regalarles a tus hijos todo tu tiempo. Cuando la gente que te rodea dice eso, no están teniendo en cuenta que se trata de todo tu tiempo, las 24 horas del día, sin descanso.

Aunque es cierto que, para la mayoría de las madres, es un regalo poder pasar más tiempo con sus niños, y muchas otras desearían poder hacerlo, la falta de descanso, de vida social con otros adultos, de tiempo para una misma, pueden contraponerse a toda esa felicidad. Así lo expresa Megan Powell, una madre que vive todos los días esta experiencia.

¿Cómo te atreves a quejarte después de recibir el regalo que es la oportunidad de quedarte en casa y criar a tus propios hijos? Pero no es tan fácil. Por supuesto que nosotras, las madres que nos quedamos en casa, estamos agradecidas de poder estar en casa y criar a nuestros niños, pero, después, es literalmente en todo lo que nos convertimos.

tristeza depresion pensar
Natalia Lebedinskaia vía Shutterstock

La realidad de las madres de tiempo completo: la carta abierta que se volvió viral

«La depresión de las madres que se quedan en casa: el gran problema del que nadie habla», comienza la carta abierta de Powell al resto de las mujeres que, como ella, son mamás de tiempo completo. En su publicación, pone nombre a un problema común, identificando así a miles de mujeres.

No es fácil tratar de equilibrar la crianza de los hijos con el mantenimiento de la limpieza y el orden de un hogar, y, en simultáneo, tener que oír comentarios sobre lo lindo y relajante que debe ser pasar todo el día en casa y no tener que trabajar. Nadie sabe del sentimiento que genera en las madres escuchar que no tienen un «trabajo de verdad». Para muchas, un trabajo tradicional sería un respiro.

madre bebe llorando 0
Monkey Business Images vía Shutterstock

El ensayo de Powell pone nombre a ese sentimiento que tienen las madres cuando creen que se han perdido a sí mismas porque el objetivo de su existencia es asegurar la existencia de otros. De ese sentimiento que tienes cuando te gustaría estar haciendo algo más que solo ser madre, pero no puedes hablar de ello, porque sientes que no puedes quejarte.

Ser madre de tiempo completo es ingeniárselas para poder hacer tareas simples. Es no poder cepillarte los dientes porque tienes un niño colgándose de tu pierna, es no poder cocinar algo para ti porque el bebé tiene hambre ahora y eso es más importante, es no poder quitarte la ropa de casa y vestirte como te gustaría, porque sientes que no tiene sentido. Es un rol completamente servicial que no tiene descanso.

Nadie habla del aislamiento. Nadie habla de la pérdida de identidad. Nadie habla de la soledad. Nadie habla de cómo es perder el sentido de una misma.

depressao ansiedade tristeza 0717 1400x800
MikeDotta/shutterstock

Ser madre de tiempo completo significa luchar por que las personas te entiendan, querer pedir ayuda pero sentir que no la mereces, porque otros piensan que tu vida es tranquila. «Intentar limpiar una casa con niños es como intentar cepillarte los dientes mientras comes oreos», dice la portada de la página de Facebook de Powell, Momma’s Tired. En su ensayo, escribe: «Nadie entiende por qué, si has pasado todo el día allí, la casa todavía es un desastre».

Nadie entiende por qué estás cansada. Nadie entiende por qué estás irritada. Nadie entiende por qué necesitas un descanso mental. Nadie entiende por qué estás tan molesta con tus niños. [...] Nadie entiende por qué estás tan completa y totalmente agotada, si has estado en casa todo el día.

madre estresada
YAKOBCHUK VIACHESLAV vía Shutterstock

Ser madre de tiempo completo puede traer depresión

Estos sentimientos pueden transformarse en depresión para muchas mujeres. La depresión de las madresque se quedan en casa es resultado de un gran cambio de vida que trae mucho estrés. «El estrés exacerba cualquier condición, sea de salud mental o no», dice Melinda Paige, profesora de terapia de salud mental clínica en la Universidad Argosy en Atlanta, para Glamour.

El aislamiento, la pérdida de un propósito en la vida (más que la crianza de los hijos) y la pérdida de la identidad son todos factores que juegan un papel importante en el desarrollo de una depresión. En otras palabras, estar sola en casa con niños que demandan atención por todo el día, todos los días, sin descanso, puede no ser una condición ideal para la salud mental.

bebe nina atencion
kibler vía Shutterstock

La depresión es una enfermedad todavía estigmatizada. Muchas personas aún la toman como un fracaso personal. Y si esa depresión tiene que ver con la tarea de ser madre, una condición que llena de orgullo a muchas mujeres, varias de ellas piensan que fracasaron como madres. Nada más lejos de la realidad.

La mayoría de las madres que se quedan en sus casas no buscan ayuda para sus problemas de salud mental. El estigma es una de las razones, la falta de empatía de los demás puede ser otra, y la última es la falta de tiempo: cuidarse a una misma no parece ser prioridad cuando hay que encargarse de la subsistencia de los hijos. Nos ponemos a nosotras en segundo lugar, dice Danielle Moeslein, de 30 años, madre de tres:

Como madre, especialmente como una madre que se queda en casa y sufre de depresión, simplemente no tienes ese tiempo para cuidar de ti misma porque estás demasiado ocupada cuidando de tu familia.

nina bebe comiendo
conrado vía Shutterstock

La transición hacia el trabajo de madre de tiempo completo puede ser especialmente difícil para aquellas mujeres que tenían una carrera formada o en progreso antes de convertirse en madres. La pérdida de la identidad que una carrera daba a esas mujeres es una forma de pérdida que trae consigo un duelo, dice Susan Silver, psicoterapeuta. «Cuando pensamos en una pérdida, pensamos en una muerte o en un divorcio, pero cualquier cambio grande puede ser una fuente de depresión.»

Por último, todos los consejos dirigidos a las madres sobre cómo manejar la situación pueden empeorarla. «Levántate más temprano para tener tiempo para ti misma», «haz ejercicio en casa», son instrucciones que depositan la culpa sobre la madre. Le envían el mensaje de que si se esforzara un poco más, no sería tan infeliz. Moeslein dice:

Como ser humano, necesitas conversaciones, necesitas interacción humana, necesitas estímulos que, como madre de tiempo completo, no obtienes diariamente. Eso es algo que nadie me dijo nunca antes de tener hijos.

psicologo terapia psicologica
Photographee.eu vía Shutterstock

Ponerle nombre al fenómeno de la depresión por quedarse en casa ayuda a que las madres se den cuenta de cuál es su estado mental y comiencen a pedir ayuda. El término permite reconocer que las madres también necesitan apoyo psicológico. Les permite a ellas darse cuenta de que no son malas madres ni están teniendo un mal día.

Más sobre salud mental: