mujer

La leche materna no pierde los nutrientes al congelarse si se hace de esta manera

amamantar lactancia
Dizitsyn / Shutterstock

No hay duda de que la leche materna es el alimento ideal para los bebés: además de fortalecer el vínculo entre madre e hijo, la leche también aporta nutrientes esenciales para el desarrollo del niño.

Es por eso que la leche materna es considerada una comida completa, especialmente para los recién nacidos y bebés conhasta seis meses, luego puede ser un complemento hasta los dos años o más. Además de contener anticuerpos y enzimas, tiene proteínas, grasas, carbohidratos, vitaminas y minerales como potasio y zinc, que son esenciales para el desarrollo del niño.

Pero con las distintas tareas que tiene una madre, especialmente con el retorno al trabajo, no siempre es posible amamantar. Algunas madres optan por congelar la leche materna para que otra persona pueda alimentar al bebé en su ausencia.

¿La leche materna pierde los nutrientes si se congela?

leite materno congelado 1218 1400x800
Anukul/Shutterstock

    Según la pediatra Fabi Mendes, eso es un mito: congelar la leche materna no hace que pierda sus nutrientes necesarios para el crecimiento del bebé. En sus redes sociales, la especialista afirmó que la leche puede ser ordeñada y congelada sin mayores problemas, siempre y cuando se tomen algunas precauciones para su mejor conservación.

    En primer lugar, es necesario tomar precauciones de higiene, esterilizando los recipientes que serán almacenados o usando bolsitas desechables. La pediatra explica que, de esta forma, la leche puede ser guardada en la nevera por hasta 12 horas, en el congelador por hasta 5 días y, en el freezer por hasta 15 días.

    mama reciente bebe lactancia pecho
    Lumen Photos via Shutterstock

    Consejos para congelar la leche materna

    • Utilizar recipientes propios para este fin, libres de BPA y que sean etiquetados con la fecha y hora de la recolección.
    • Antes de darle la leche al bebé, agítala: la leche congelada tiende a formar niveles de grasa en la parte superior del recipiente.
    • Conserva en pequeñas cantidades, ya que después de descongelada, la leche no se puede almacenar de nuevo.
    • Deje la leche en la parte más fría de la nevera y no en la puerta, donde la temperatura puede variar con la apertura del electrodoméstico.
    • No dejes la leche descongelada a temperatura ambiente, nunca la hiervas, tampoco la calientes en el microondas: la mejor forma es ponerla en baño de agua hasta que llegue a la temperatura adecuada para el consumo del bebé.

    Podría interesarte:

    Artículo traducido desde el original de VIX Brasil, del autor Jessica Krieger.