Médico indica 3 importantes medidas de seguridad para la hora de dormir del bebé

bebe bosezo
Photo by Minnie Zhou on Unsplash

Cuidar de un bebé nunca es tarea fácil. Todo puede ser peligroso para ellos, desde los juguetes muy pequeños hasta los andadores, y las madres y los padres no pueden predecir cuáles hábitos u objetos de todos los días son los que pueden interferir con la salud del bebé. De todo esto, la manera en que se posicione al bebé para dormir puede tener una influencia muy grande.

El síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL), una muerte infantil de causa inexplicable, es responsable de la mayoría de los fallecimientos en bebés hasta los 12 meses de edad. En países desarrollados, la incidencia de mortalidad infantil es de aproximadamente 5 muertes cada millar de niños nacidos. Para los países latinoamericanos, la mortalidad es tres veces mayor, según un reporte de la Central Intelligence Agency de los Estados Unidos. Entre los países con mayor incidencia se encuentran Paraguay, Perú y Brasil, con 18 muertes cada 1000 niños. Lo realmente preocupante es que buena parte de las muertes infantiles, desgarradoras para cada padre y madre, se pueden prevenir, si se toman las medidas necesarias.

bebe durmiendo madre
Itzy vía Shutterstock

Cuidados a la hora de dormir para un recién nacido

Richard Gunderman, doctor en medicina y profesor de radiología y de humanidades médicas en la Universidad de Indiana, escribió para The Conversation sobre este tema. Afirma que dos tercios de las muertes por SMSL podrían ser evitadas si el bebé durmiera en la posición y en el lugar adecuados. Aunque la definición de la muerte por SMSL incluye la inexplicabilidad del fallecimiento, los expertos creen que este podría deberse, en la mayoría de los casos, a asfixia, cuando el paso del aire hacia los pulmones del bebé queda bloqueado.

El SMSL es mucho más común en bebés de hasta 4 meses que en los más mayores. De acuerdo al instituto principal de salud de Estados Unidos, el 90 % de las muertes por SMSL ocurren antes de los 6 meses. Esto puede deberse a que los bebés más pequeños no tienen la fuerza suficiente para cambiar de posición. Por eso es importante, sobre todo para los recién nacidos, que los padres estén bien informados sobre los cuidados que se deben tener para asegurar al bebé a la hora de dormir. Gunderman indica tres consejos importantes que los padres deben tener en cuenta.

cuna bebe recost 0
aprilante via Shutterstock

1. El bebé debe dormir solo

De acuerdo a la American Academy of Pediatrics (AAP), el lugar más seguro para que los bebés duerman es en una superficie adecuada para él, en el dormitorio de los padres, pero no en la misma cama. La razón es que sus padres se pueden mover mientras están durmiendo e interferir con la respiración del bebé. Incluso pueden aplastarlo sin intención. Esto también aplica cuando se da de mamar al bebé en la cama; es igual de peligroso que su madre se duerma con él en brazos. El mejor consejo es devolverlo a la cuna antes de dormir una siesta.

bebe durmiendo 1
Nataliya Sdobnikova vía Shutterstock

2. La posición correcta es de espalda

La mejor posición para que el bebé duerma es sobre su espalda, boca arriba. Si se trata de un bebé sano, no hay peligro en que adopte otras posiciones cuando está despierto. Lo que los médicos advierten es que los bebés que duermen boca abajo pueden asfixiarse con el colchón o volver a respirar aire exhalando, impidiendo que entre más oxígeno a sus pulmones. Y, si duermen de costado, pueden llegar a adoptar la posición boca abajo fácilmente.

bebe durmiendo 3
Beata Becla vía Shutterstock

Existe la creencia de que los bebés que duermen boca arriba corren riesgo de ahogarse con el reflujo. La AAP insiste en que esto es un mito y que los bebés sanos se protegen de manera natural contra la aspiración de fluidos cuando duermen. Eso sí, los padres deberían evitar subir la cabecera de la cuna, ya que no le hace ningún favor al bebé (no disminuye el reflujo) y lo pone en riesgo de adoptar una posición peligrosa. La recomendación de que el bebé duerma de espalda es especialmente importante para los primeros 6 meses de vida, pero se aplica hasta el año (o cuando el infante haya aprendido a cambiar de posición mientras duerme).

De todas maneras, es recomendado que los bebés se acuesten sobre su estómago mientras están despiertos, para jugar y aprender a moverse, y para evitar que se aplane el hueso occipital, el de la parte de atrás de la cabeza, por pasar demasiado tiempo acostados boca arriba.

bebe jugando
Handcraft Films vía Shutterstock

3. Se lo debe colocar en una cuna

Las cunas, por lo general, se fabrican de acuerdo a estándares de seguridad para bebés. Los padres deberían evitar colocar al bebé dormido en sofás y sillones; una superficie firme, como la del colchón de una cuna, previene que la respiración del bebé se obstruya por hundirse su cabeza en un doblez.

Por eso, la cuna debería estar vacía: nada de ropa de cama, ni de juguetes, ni siquiera almohadas. Todos estos objetos hacen que el bebé corra peligro de asfixia. Además, demasiada ropa de cama incrementa el riesgo de que el bebé pase calor; esto es una consideración importante, dado que se cree que la temperatura elevada es una de las causas del SMSL (los bebés muy pequeños no pueden regular correctamente la temperatura de su cuerpo).

cuna dormitorio
Photographee.eu vía Shutterstock

Otras consideraciones para disminuir el riesgo de SMSL

La AAP recoge otros puntos para tener en cuenta a la hora de cuidar a un bebé del SMSL. Por ejemplo, evitar la exposición del recién nacido al humo de cigarrillo; según la organización de pediatría, este humo tóxico aumenta el riesgo de muerte infantil. Además, la lactancia materna está asociada a un menor riesgo de muerte para el recién nacido. A menos que esté contraindicado, se debería alimentar al bebé exclusivamente de leche materna durante sus primeros meses de vida (la AAP pone un gran énfasis en no darle leche maternizada). Por supuesto que, durante este período, al igual que en el embarazo, la madre debería evitar el alcohol y las drogas ilícitas.

Otro cuidado del que advierte Gunderman: enseña a las niñeras y a tus familiares, es decir, a todo aquel que vaya a cuidar de tu bebé, los consejos para cuidarlo y los riesgos de colocarlo en una posición inadecuada.

bebe durmiendo chupete 1
Savicic vía Shutterstock

Lee también: