mujer

Estos bebés solo dejan de llorar cuando están juntos y son el verdadero amor de hermanos

Es sabido el hecho de que los gemelos tienen una conexión entre ellos desde el vientre de su madre que los une fuertemente por el resto de sus vidas. Weston y Caleb Lyman, los bebés en el video, demostraron que esta unión es mucho más poderosa de lo que podíamos pensar.

Luego de nacer, los pequeños fueron separados por primera vez y comenzaron a llorar sin consuelo al mismo tiempo. Lo curioso es que cuando las enfermeras los juntaron y sus pieles se rozaron, automáticamente cesaron de llorar y parecieron sentirse de nuevo «como en casa».

Puede parecer poco habitual, pero su lazo es tan estrecho que los gemelos pueden calmarse entre ellos gracias al tiempo y el contacto corporal que tuvieron durante la gestación.

Conexión entre los hermanos gemelos

gemelos bebes hermanos
Jens Johnsson/unsplash

De acuerdo con un estudio de la Universidad de Turín y la Universidad de Parma, los gemelos comienzan a interactuar muy pronto, más precisamente luego de las 14 semanas de gestación.

A partir de esta investigación se extrajo que, a medida que los gemelos crecen en el útero, la cantidad de movimientos que hacen hacia sus propios cuerpos disminuye, ya que en lugar de eso se giran para alcanzar a su par. En el momento en que alcanzan las 18 semanas de gestación, pasan más tiempo acercándose y conectándose entre sí, en lugar de tocarse la cara o las paredes del útero.

Es decir que los fetos gemelos son conscientes de sus contrapartes en el útero, prefieren interactuar con ellos y que responden a ellos de manera especial.

Los seres humanos son seres sociales, y los gemelos demuestran que todo comienza desde muy temprano, en el útero. Weston y Caleb, son la prueba de que la unión entre hermanos va mucho más allá de compartir la sangre y el útero, es más fuerte que cualquier otra.

Tal vez quieras leer más: