mujer

Fototerapia para bebés: ¿por qué algunos recién nacidos deben pasar por ella para recibir el alta?

Natalia Deriabina / Shutterstock

El momento de dar a luz es uno de los más bellos y también de los más agotadores y estresantes momentos en la vida de una mujer. Al tener a tu bebé, quizá lo único que querías (luego de dormir un rato) era llevártelo a tu casa para poder estar más cómodos los dos. A veces, los recién nacidos pueden necesitar algunos tratamientos adicionales antes de poder salir del hospital. Si el médico te dijo esto sobre el tuyo, probablemente el corazón te dio un vuelco. Pero luego te diste cuenta de que no tenías nada de qué preocuparte.

¿Por qué el bebé puede necesitar fototerapia?

fototerapia piel
Evgeniy Kalinovskiy vía Shutterstock

Aunque el bebé esté bien, si se le notan niveles altos de bilirrubina (el pigmento amarillo de los glóbulos rojos) es posible que el médico recomiende fototerapia antes de poder ir a casa. La ictericia del recién nacido es una enfermedad frecuente, encontrada en mayor medida en los bebés prematuros nacidos antes de las 38 semanas de gestación, según la Mayo Clinic.

Los síntomas se caracterizan por una pigmentación amarillenta en la piel y en el blanco de los ojos, causado por el exceso de bilirrubina en sangre, que, la mayor parte de las veces, se produce dada la inmadurez del hígado del bebé, que es incapaz de eliminar la bilirrubina del torrente sanguíneo. También puede producirse porque el grupo sanguíneo del bebé no es el mismo que el de su madre, lo que significa que este recibió anticuerpos a través de la placenta que hacen que su sangre se descomponga más rápidamente.

La ictericia infantil puede aparecer entre el segundo y el cuarto día de vida, y muchas veces no es necesario tratarla, ya que los síntomas mejoran por sí solos. No suele haber complicaciones de la ictericia, pero en un número reducido de casos se ha reportado daño cerebral.

recien nacido llorando 1
Africa Studio vía Shutterstock

Fototerapia en bebés: ¿en qué consiste?

La fototerapia consiste en exponer al bebé a la radiación de luz artificial de una cierta frecuencia, según el National Institute for Health and Care Excellence del Reino Unido. Esta luz ayudará al cuerpo del bebé a procesar la bilirrubina y expulsarla del cuerpo. Es importante destacar que esta luz no emite radiación ultravioleta, y que las lámparas tienen un filtro ante cualquier radiación ultravioleta que se pueda producir. Por eso, las lámparas no quemarán la piel del bebé.

El bebé será colocado sobre su espalda, a menos que haya condiciones que impidan esta posición, quizá sobre un colchón o almohada que emita luz, bajo la radiación de unas potentes lámparas. Durante el tratamiento, el bebé solo vestirá un pañal y deberá tener los ojos tapados. Aunque no se ha comprobado que la exposición de los ojos a la fototerapia resulte en problemas oculares, esta es una medida obligatoria de prevención. Se debe comprobar su temperatura con regularidad, además de asegurarse de que el bebé se mantenga hidratado durante todo el proceso. Naturalmente, se disponen pausas de media hora de tanto en tanto, para que el bebé vea a su madre y se alimente.

fototerapia bebes
TierneyMJ vía Shutterstock

Si el bebé no mejora, entonces se lo deberá pasar a fototerapia intensiva. Durante este tipo de tratamiento, el bebé no puede ser amamantado. De todas maneras, la madre siempre puede extraer algo de su leche para que se la administren al recién nacido a través de un tubo que ingresa por su nariz y termina en su estómago. En caso de que la fototerapia no funcione, el tratamiento indicado será una transfusión de sangre.

El nivel de bilirrubina en la sangre del bebé debe ser comprobado cada 4 a 6 horas, luego de comenzar el tratamiento, y una vez que comiencen a disminuir o a estabilizarse, se deben chequear cada 6 a 12 horas. En algunos casos, el bebé puede mejorar con solo 24 horas de tratamiento. En otros, el tratamiento puede tener que continuar por una semana entera.

¿La fototerapia tiene riesgos?

fototerapia bebes 1
Ekaterina Pokrovsky vía Shutterstock

De acuerdo a la Universidad de Stanford, las complicaciones de la fototerapia son raras, pero aun así existentes. Una de ellas es el síndrome del bebé bronceado, que se puede presentar en infantes con ictericia colestásica; debido a la exposición a las lámparas, estos infantes desarrollan una coloración marrón oscura, grisácea, en la piel y en la orina.

En un número reducido de casos, el bebé puede también desarrollar otras enfermedades de la piel, como la dermatosis o la púrpura. Si hay antecedentes de porfiria en la familia, la fototerapia está absolutamente contraindicada.

Remedios caseros contra la ictericia del recién nacido

Aunque el tratamiento médico es obligatorio e importantísimo para asegurar la salud de tu bebé, puede que el médico recomiende además cambios en el estilo de vida para seguir protegiendo a tu bebé contra esta enfermedad. Uno de estos consejos puede ser alimentarlo más frecuentemente: cuanto más se alimente, más evacuará, aumentando la cantidad de bilirrubina eliminada a través de las heces. Si tu bebé está perdiendo peso o tiene problemas para amamantarse, es posible que el médico recete darle un complemento.

amamantar 1
Tomsickova Tatyana vía Shutterstock

Más para madres: