mujer

Masticar este alimento durante las contracciones te dará más energía para el parto

gravida parto contracao 1018 1400x800
O_Lypa/Shutterstock

Las contracciones previas al parto natural funcionan como un aviso inevitable cuando el bebé está listo para salir al mundo.

Dependiendo de múltiples factores en el cuerpo de la mujer los dolores que ocasionan varían en frecuencia e intensidad, pero invariablemente serán molestas y difíciles de sobrellevar. Por eso los especialistas aseguran que se vale (casi) de todo para mantener a la futura madre distraída y tranquila mientras ocurren.

embarazada contracciones
Tomsickova Tatyana vía Shutterstock

Por ejemplo, Cinthia Calsinski —enfermera brasileña especializada en obstetricia— avala de manera profesional una táctica muy conocida para disminuir la incomodidad del parto natural: masticar miel cristalizada.

La miel contribuye a un mejor trabajo de parto

mel favo colher 1018 1400x800
Billion Photos/Shutterstock

Calsinski explica que la miel posee un alto nivel de glucosa y fructosa, encargadas de aportar energía extra. Además, contiene proteínas, enzimas, minerales y aminoácidos como el triptófano —el cual ayuda a bajar los niveles de estrés en el organismo y proporciona una sensación general de bienestar.

Como es rápidamente absorbida por el organismo, la miel provee de una descarga "rápida" de vigor, que también es muy útil al momento de iniciar la labor de parto.

shutterstock 1181100805
Oleg Troino vía shutterstock

La enfermera obstetra citada reafirma que el hecho de preferir la miel cristalizada o gelatinosa tiene fines distractores. Las bondades nutrimentales de la miel se verán reflejadas aún si se engulle de forma líquida como es lo tradicional, pero masticarla conlleva una tarea secundaria que permite a la mujer concentrarse en otra actividad mientras las contracciones cesan y llega el momento de dar a luz.

Otros alimentos que puedes consumir durante las contracciones

chocolate embarazo
Dejan Dundjerski vía Shutterstock

Calsinski habla de otros alimentos energéticos que ayudan a disminuir las molestias de las contracciones en lo que se da paso al trabajo de parto: chocolate, açaí y castañas.

Al igual que la miel, desempeñan un excelente papel proporcionando energía para la gestante y causando distensión mínima en el estómago.

No obstante, la enfermera especialista reitera que ninguno de estos comestibles es capaz de aliviar el dolor. Su tarea momentos previos al alumbramiento se reduce a dar energía, distraer la mente de la gestante y producir un efecto relajante.

Ya que estás aquí:

Artículo traducido desde el original de VIX Brasil, del autor Jessica Krieger.