mujer

La OMS desaconseja el uso de biberones y chupetes por un importante motivo

bebes hermanos
Photo by Jens Johnsson on Unsplash

Las nuevas mamás se ven envueltas en cambios bruscos en sus rutinas. Si, además, trabajan fuera de casa, la licencia por maternidad les garantiza esa pausa imprescindible en los primeros momentos con el bebé. Incluso si trabajan en otros proyectos o tienen otras responsabilidades que exigen su presencia, la pausa es necesaria.

Pero lo que sucede es que, después de un tiempo, el play vuelve a incorporarse en la rutina, y las madres deben equilibrar sus tareas con los cuidados del pequeño. En ese momento, algunas mujeres optan por usar el biberónpara alimentar al bebé, ya sea con leche artificial o leche materna ordeñada.

Además, en algunas situaciones la lactancia maternaexclusiva no puede darse por otros motivos, como en los casos de niños que necesitan suplementos o cuando es necesario ofrecer leche materna ordeñada, como en los recién nacidos prematuros.

¿Es bueno usar biberón?

bebe mamadeira mamando leite 0318 1400x800
Elena Stepanova / Shutterstock

Independientemente de la situación, y al contrario de lo que muchos padres imaginan, el biberón no es la mejor opción para darle leche al pequeño. La Organización Mundial de la Salud (OMS) desaconseja el uso del biberón, incluso en los casos en que ofrecer alimentos sustitutos a la leche materna se vuelve imprescindible.

La mamila del biberón está asociada a impactos negativos en el desarrollo del comportamiento de succión del bebé. Se trata de un sustituto artificial y, aunque intente reproducir el pezón materno, no lo hace de forma fiel. Con el biberón, el pequeño termina ejercitando músculos faciales diferentes para succionar la mamila artificial.

En este mismo sentido, la OMS tampoco recomienda el uso de chupetes, pacificadores o cualquier tipo de mamila artificial.

bebe mae pai 0218 1400x800
VGstockstudio/Shutterstock

¿Por qué no lo recomiendan?

Las mamilas artificiales generan problemas en la capacidad del bebé para mamar, porque la musculatura que debería utilizar para la lactancia no fue ejercitada ni fortalecida.

La exposición a mamilas artificiales está ligada a un agarre equivocado, así como a la reducción del tiempo de lactancia materna y el contacto mamá-bebé. En algunos casos, esto puede llevar al destete completo y precoz, además de favorecer la aparición de innumerables problemas de salud, como déficits en el sistema estructural y motor orofacial.

Alternativa al biberón

bebe copo 0918 1400x800
Silk-stocking/Shutterstock

Vaso o taza

La lactancia por medio de vasos o tazas es uno de los métodos alternativos más aconsejables para los pequeños. Aunque parezca una novedad, se utiliza hace mucho y evita la introducción precoz del biberón en la rutina del bebé.

Este implemento no incluye una representación «mal hecha» del seno de la madre. Además, el bebé determina la cantidad de leche que quiere consumir y gasta poca energía en hacerlo.

Entre otros beneficios, estimula el desarrollo y la coordinación de los reflejos de succión y deglución. Al mismo tiempo, fomenta la secreción de saliva y lipasas (enzimas de la digestión) de la lengua. Así, facilita la digestión y es un método simple para administrar la leche.

Con este instrumento, los movimientos de la lengua y la mandíbula realizados durante la toma son similares a los movimientos necesarios para mamar, por lo que su uso desarrolla los músculos requeridos para la lactancia.

bebe engatinha chao 0617 1400x800
GeorgeRudy/istock

Cómo darle leche al bebé con un vaso

La OMS da una lista de recomendaciones para aplicar la técnica de manera correcta.

  1. Sostén al bebé sentado o semisentado en tu regazo, envuelto en una frazada o sábana para darle soporte y evitar que golpee el vaso con sus manos.
  2. Apoya el vaso sobre su labio inferior, de manera que el borde toque su labio superior.
  3. Inclina el vaso hasta que la leche toque los labios del bebé. Según su edad, el bebé tomará la leche con la lengua o la succionará. Es importante que no vacíes la leche en la boca del bebé. Solo debes ponerla a su alcance y dejar que la tome por sí mismo.
  4. Cuando no quiera más leche, el bebé cerrará la boca y dejará de tomar.

No te vayas a ir sin leer...

Artículo traducido desde el original de VIX Brasil, del autor Giulia Ebohon.