mujer

El pretrabajo de parto empieza semanas antes del nacimiento y da 4 señales

gravida ginecologista 0512 1400x800
Have a nice day Photo/Shutterstock

Algunas semanas antes del parto, el cuerpo de la mujer empieza a dar señales de que el bebé está por nacer. Las llamadas «contracciones de entrenamiento» o contracciones de Braxton-Hicks se vuelven más intensas y la panza se pone dura. El bebé se ubica muy abajo dentro del útero y causa una presión que puede venir acompañada de dolores pélvicos o lumbares.

Síntomas del preparto

Como nunca hay dos embarazos iguales, cada mujer siente estos síntomas de maneras diferentes y en períodos distintos. Conocer estas señales del cuerpo es una forma de prepararse para el tan esperado momento del parto.

embarazo foto ecografia
Natalia Deriabina/shutterstock

1. Aumento de secreciones

Según la organización brasileña Pastoral da Criança, una de las señales del trabajo de preparto es el aumento de secreciones vaginales. Estas secreciones aumentan su cantidad y tienen un color rosa. Esto ocurre porque se rompen algunas venas como consecuencia del descenso del bebé, que se pone en posición para el nacimiento.

2. Tapón mucoso

El tapón mucoso cumple la función de proteger al útero durante el embarazo. En los días previos al parto, la mujer «expulsa» esa secreción más espesa. Este es uno de los primeros signos de que se acerca el trabajo de parto. El tapón puede salir de una sola vez o de a poco, durante varios días. También puede estar acompañado por un poco de sangre.

embarazo prematuro 3
Natalia Deriabina vía Shutterstock

3. Se rompe la bolsa

Cuando se rompe la bolsa, el líquido amniótico puede salir de a poco o de una sola vez, en gran cantidad. En este caso, es necesario acudir al médico, porque las contracciones comenzarán dentro de pocas horas. Aunque no es necesario que el bebé nazca ni bien se rompe la bolsa, en algunos casos el equipo médico puede inducir el trabajo de parto para que el bebé no corra riesgo de pasar por sufrimiento fetal.

4. Preparación del «nido»

Cuando el bebé está por nacer, muchas embarazadas sienten una caída en sus niveles de energía. Se sienten exhaustas, pero, de todas formas, no paran ni un minuto de acomodar la casa para la llegada del nuevo miembro de la familia. Esas ganas de dejar todo pronto hasta tienen nombre: «síndrome del nido». El instinto maternal toma el protagonismo y quieres dejar el «nido» limpio y ordenado para recibir al bebé.

tips decorar cuarto bebe
zuzulicea/istock

No te vayas a ir sin leer...

Artículo traducido desde el original de VIX Brasil, del autor Jessica Krieger.