mujer

Cómo mantener la casa ordenada después del bebé: gurú de la organización revela el secreto

Marie Kondo es una consultora de organización japonesa también conocida como la «gurú del orden». El motivo es el éxito de su método, el KonMari, que tiene en cuenta los sentimientos que los objetos generan para definir si deben continuar en nuestras vidas o no.

En 2015 Marie se convirtió en mamá por primera vez, y el desafío de mantener la casa en orden (como era esperable) se multiplicó. La experiencia, sin embargo, dejó muy buenos consejos de la profesional para los padres y madres del mundo.

Cómo ordenar la casa después de tener un bebé

En entrevista con VIX, Marie contó que su primera sorpresa fue descubrir la cantidad de tiempo que necesitaba no solo para cuidar al bebé, sino para ocuparse de todos los elementos que llegan con él. «Me asombró ver cuántos objetos se necesitan para un niño y notar cuánto tiempo debes ocupar no solo para cuidar al niño, sino también a todos los elementos que lo acompañan».

De hecho, la llegada de un nuevo integrante a la familia también implica muebles nuevos, ropa nueva y nuevos accesorios, muchas veces en una nueva habitación. Acomodar todo eso dentro de una rutina que ya estaba establecida exige una buena preparación por parte de la familia.

Haz un poco cada día

Para hacer que el KonMari sea más accesible para los cuidadores, la consultora recomienda una fragmentación del método. «Para padres ocupados, lo ideal es enfocarse solo en un tipo de objeto, dentro de cada categoría, por día. Por ejemplo, en la categoría de la ropa, puedes ordenar las partes de arriba hoy y las de abajo mañana», explica.

Para lograr desapegarse

Para los bebés, que crecen muy rápido, una buena idea es hacerse la siguiente pregunta: «¿Este objeto irradia alegría?», como enseña el método de orden KonMari. Sabemos que a los padres les gusta guardar algún «recuerdo» de la época en que sus hijos eran pequeños, y esa pregunta puede ayudarte a definir qué se queda y qué se va.

Otro consejo de Marie es tocar y sentir el objeto antes de decidir su destino y agradecerle por haberte ayudado a cuidar del bebé, lo que facilita descartar objetos de gran valor emocional y evita la acumulación de cosas.

No te vayas a ir sin leer...

Artículo traducido desde el original de VIX Brasil, del autor Manuela Pagan.