mujer

La dieta preparto: los consejos de alimentación que asegurarán el desarrollo saludable de tu bebé

embarazada 0
Photo by freestocks.org on Unsplash

Llevar una dieta equilibrada es el principal requisito para mantenerse saludable en cualquier etapa de la vida, pero es especialmente importante durante el embarazo, dado que en este período se deben cubrir tanto las necesidades nutricionales de la madre como las del bebé, a través de la alimentación. Pero ¿cómo saber si le estás proporcionando a tu bebé una nutrición adecuada?

De acuerdo a la licenciada en nutrición Sandra Costa, del Centro Terapéutico Dr. Máximo Ravenna, las embarazadas deberían, para asegurar la correcta nutrición de su bebé, consumir alimentos de todos los grupos: lácteos, carnes y huevos, frutas y hortalizas, cereales y legumbres.

embarazada comiendo ensalada
nd3000 vía Shutterstock

La dieta preparto: ¿cuáles son las porciones indicadas?

Lácteos

Según la profesional, se debería lograr una dieta que contenga de tres a cuatro porciones de lácteos descremados por día. Los lácteos aportan proteínas, importantes para el desarrollo del bebé, calcio, para el buen funcionamiento de los músculos, el corazón, los nervios, además de ayudar en la formación de los huesos, y vitaminas A y D, necesarias para el desarrollo celular y para que el organismo absorba el calcio.

leche frutas desayuno
Photo by Carissa Gan on Unsplash

Carnes

Además, recomienda dos porciones diarias de carnes magras: pollo, pescado o carnes rojas, hechas al horno, a la parrilla, a la plancha, al vapor o hervidas. Este grupo de alimentos aporta hierro, necesario para el transporte de oxígeno a las células, y fundamental para la síntesis del ADN.

Frutas y hortalizas

En el caso de las frutas, se recomienda comer de tres a cuatro unidades por día, e incluir hortalizas en las dos comidas del día. Aportan vitaminas, minerales y fibra alimentaria.

embarazada frutas
Syda Productions vía Shutterstock

Legumbres, cereales y derivados

Se puede incluir cantidades moderadas en varias comidas. Son fuente de carbohidratos y de fibra, si se los consume en forma integral, y no dentro de alimentos refinados. Estos alimentos son ricos en vitaminas del complejo B, que actúan en el metabolismo, en el crecimiento y en la reproducción y conservación de las células. Las legumbres, además, aportan proteínas, por lo que, según Costa, pueden utilizarse de forma ocasional para reemplazar los aportes nutritivos de las carnes.

Alimentos que se debe evitar: ¿cómo asegurar la nutrición de tu bebé?

Sal

Reducir el consumo de sal, especialmente en la última etapa del embarazo, te ayudará a evitar la retención de líquidos.

papas fritas sal
Photo by Emmy Smith on Unsplash

Carbohidratos refinados

Azúcar, dulces y bebidas gaseosas: su contenido calórico es muy alto, mientras que tienen nulo aporte nutritivo, por lo que es aconsejable evitar o reducir el consumo de estos alimentos.

Bebidas alcohólicas

Todas las sustancias consumidas por la madre llegan al feto: las bebidas alcohólicas tienen un efecto nocivo en él y son causantes de anomalías.

alcohol tragos
Cabeca de Marmore vía Shutterstock

Grasas de origen animal

Es recomendable evitar las grasas animales, como la manteca y la crema de leche, así como disminuir el uso de aceites vegetales en las comidas.

Plan de alimentación: ¿cómo es un día siguiendo la dieta preparto?

  • Desayuno: un yogur con copos y una banana.
  • Media mañana: una taza de leche o dos fetas de queso (la colación debe ser un alimento lácteo).
  • Almuerzo: un plato de ensalada de hojas verdes y zanahoria rallada, con una cucharada de aceite; una porción de carne al horno mediana (de 200 g); de postre, una porción de ensalada de frutas frescas.
ensalada frutas
5 second Studio vía Shutterstock
  • Merienda: licuado de manzana con leche (una manzana y una taza de leche), dos fetas de jamón y dos fetas de queso.
  • Cena: un plato de ensalada de rúcula, champiñones y tomates, con una cucharada de aceite, y ¼ de pechuga de pollo a la parrilla; postre: una porción pequeña de frutillas.

Otras recomendaciones: ¿qué más puedes hacer por la salud de tu bebé?

Estos consejos te ayudarán a favorecer la digestión y asegurar la calidad de la leche materna:

mujer embarazada7
Alena Ozerova via Shutterstock

Come con moderación

Por cada comida, consume una cantidad moderada de alimentos. Por eso, la dieta que recomienda la doctora Costa está distribuida en cuatro comidas al día con una colación extra a media mañana (o a media tarde, según tu preferencia).

Elige una buena postura

Evita la postura horizontal inmediatamente después de haber comido: esta posición dificulta el deslizamiento del bolo alimenticio en el primer tramo del aparato digestivo.

embarazada embarazo dormir
David Pereiras/Shutterstock

Consume fibra

Llevar una alimentación rica en fibra alimentaria ayuda a mejorar la digestión, ya que compensa la disminución del movimiento intestinal típica del embarazo.

Hidrátate bien

El aporte de líquidos es importante, dado que en esta etapa el cuerpo del bebé también necesita hidratarse, ya que tiene un alto contenido de agua. Además, agrega Costa, «la composición de la leche materna también depende del estado de hidratación de la madre».

mama reciente bebe lactancia pecho
Lumen Photos via Shutterstock

Más consejos para la salud del bebé: