Tus hijos podrían tener dislalia: te decimos cómo detectarla y corregirla

madre hablando hija cama
Evgeny Atamanenko via Shutterstock

La dislalia es una alteración otrastorno del lenguaje que consiste en la dificultad para articular o producir algunos fonemas. Se considera dislalia cuando esta situación se presenta más allá de los 4 años de edad, sin que haya una causa aparente en el sistema nervioso central o periférico, ni deformaciones anatómicas o fisiológicas en los órganos que permiten articular.

La dislalia es considerada un trastorno funcional ya que su aparición no impide entender el mensaje y discurso del emisor, sino que solamente lo dificulta por la omisión o alteración de algunos sonidos. A veces, la persona es capaz de pronunciar los fonemas por separado, pero al unirlos para intentar formar una palabra se dificulta y comete errores.

Tipos de dislalias

Fisiológicas o evolutivas

bebes lenguaje
Winnerlana/Shutterstock

Esta es una fase que todas las personas atraviesan y es ocasionada por la inmadurez de los órganos que permiten hablar, pero como se ha mencionado con anterioridad, después de los 4 años es preocupante. Pronunciar de forma adecuada los fonemas de un idioma requiere madurez del cerebro y del aparato fonoarticulador para interpretarlos.

Orgánicas

actividades para estimular el desarrollo del lenguaje en los ninos 1
Voyagerix/iStock/Thinkstock

Las dislalias orgánicas son generadas por alguna lesión o malformación de los órganos que hacen posible la articulación, tales como labios, lengua, dientes o mandíbula. También se les conoce como disglosias.

O se pueden deber a alguna dificultad o deficiencia motora y en este caso se les conoce también como disartrias.

Audiógenas

retrasos en el desarrollo del lenguaje 1
Ingram Publishing/Thinkstock

Es cuando existe alguna deficiencia auditiva: como no oye bien, el niño o la niña no articula de forma correcta. Es necesario realizar una audiometría para decidir qué tratamiento aplicar. Tiende a desaparecer en cuanto se aprende a discernir los sonidos.

Funcionales

Aunque todo está bien formado, algo no funciona de forma adecuada. El niño o niña no usa sus órganos de forma correcta. Los órganos que articulan no funcionan de forma óptima para lograrlo, puede ser por una escasa habilidad motora, mala estimulación ambiental, dificultades respiratorias, entre otras causas. Se dividen en trastornos fonéticos y fonológicos.

rituales despues de la escuela7
Sunny studio/shutterstock

Trastornos de tipo fonético

Se centran en la motricidad, es decir, la capacidad de articular. Regularmente, los niños que presentan esta alteración cometen el mismo error confundiendo la emisión de un sonido por otro, como cambiar /g/ por /rr/ (como en gápido por rápido) o /k/ por /g/ (decir catito en lugar de gatito).

Trastornos de tipo fonológico

Es una situación en su forma de percibir y organizar los sonidos. Afecta la conceptualización de sonidos, esto es la relación entre el sonido y las letras que lo designan. Cuando esto pasa se dificulta a la gente que le rodea entender lo que dice, ya que puede ser inintelegible. Pueden llegar a producir sonidos aislados, pero las palabras están alteradas y los errores fluctúan.

De acuerdo a un artículo publicado por la Universidad Internacional de Valencia las personas con dislalia funcional del tipo fonológico comenten los siguientes errores: «Problemas de anticipación, decir "títate" por "quítate"; duplicación, "dififil" por "difícil"; sustitución o asimilación de un fonema por otro, por ejemplo, /t/ por /s/; alteración del orden de los fonemas, por ejemplo "tonicias" por "noticias"; alteración del orden silábico, como por ejemplo pronunciar "telófono".»

Algunas razones por las que pueden presentarse las dislalias funcionales

retrasos en el desarrollo del lenguaje 3
iStockphoto/Thinkstock
  • Timidez para hablar
  • Situaciones de estrés escolar
  • Falta de cariño, atención, supervisión o atención en casa
  • Falta de psicomotricidad fina
  • Errores de percepción e imitación
  • Estimulación deficiente, ya sea por abandono o en situación de bilingüismo
  • Sobreprotección y traumas

Tips para corregir la dislalia

Erika Cross / Shutterstock
  • Lo primero es ir con una logópeda, ella podrá evaluarlo e iniciar un programa personalizado.
  • Estimulación de la capacidad para producir sonidos. Invitarlo a reproducir los movimientos y postura de la lengua al hablar. Por ejemplo, señalarle dónde va la lengua al pronunciar la /rr/.
  • Hacer ejercicios para coordinar los movimientos necesarios, se le puede poner un lápiz en la boca, pedir que apriete con los dientes y que intente pronunciar palabras con lengua y labios.
  • Repetir sonidos para automatizar el patrón, como repetir trabalenguas.
  • Cantar y jugar con palabras y frases completas que estimulen la producción y articulación de sonidos.
  • Procurar que el niño o niña pronuncie de forma espontánea los sonidos difíciles en cualquier lugar y no solo en las sesiones de terapia del lenguaje.
  • Es muy importante el apoyo y participación de lo adultos responsables de la crianza del niño o la niña para superar las alteraciones del lenguaje, ya que son quienes promueven principalmente su adquisición del lenguaje.

Continúa leyendo sobre el tema: ¿Tu bebé dice "gua gua" en lugar de "perro"? Esto es lo que deberías saber sobre el lenguaje.