Este es el método de crianza que te asegura sacar lo mejor de ti y tu bebé

madre bebe porteo portar
Halfpoint/Shutterstock

Hay muchas formas de ejercer la crianza, y las mamás todo el tiempo se preguntan si lo están haciendo bien. Nuevas teorías acerca de cómo criar a las hijas y los hijos surgen diariamente. Así que hablaremos sobre la «crianza con apego» y sus ventajas.

Este término fue acuñado por el multipublicado pediatra William Sears, quien a su vez se basó en la teoría del apego del psiquiatra y psicoanalista John Bowlby. Según esta teoría, durante la primera infancia se desarrolla un fuerte lazo emocional entre la criatura y su figura principal de crianza, entre más fuerte el vínculo, mejor establecido queda el «apego seguro» que ayuda a desarrollar una personalidad segura e independiente, así como relaciones buenas y sanas para bebé.

8 principios de la crianza con apego

1. Preparación para el embarazo, el nacimiento y la maternidad

Es necesario estar preparadas para la llegada de bebé y optar por un parto respetuoso y sin violencia obstétrica, en el que tú puedas elegir de qué manera y dónde llega tu bebé a este mundo.

2. Alimentación con amor y respeto

comida divertida ninos 9
SewCream/shutterstock

Cuida la forma en que alimentas a tu bebé desde su llegada y opta por lactancia extendida, que puede durar dos años o más, así como comidas sanas, introducidas cuando él o ella esté lista y todas hechas en casa, nada de comida prefabricada y comprada en la tienda.

3. Respuesta sensible a las necesidades del bebé desde que nace

Es momento de olvidar la vieja creencia de que hay que dejarle llorar «y se le pasa». El llanto está allí por una razón y es mejor hacerle caso para que tu bebé se sienta respetado, amado y valorado. Además, entre más rápido acudas a su llamado será más seguro y tranquilo, lo cual disminuirá sus razones para llorar.

4. Contacto materno el mayor tiempo posible

llanto del bebe 1
iStockphoto/Thinkstock

Este punto se trata de hacer contacto piel con piel, ejercer el porteo y brazos todo el tiempo que te sea posible. Y en cuanto pueda caminar, mantener la cercanía, muchos abrazos y contacto físico.

5. Propicio del sueño seguro física y emocionalmente

El colecho es la práctica en la cual tu bebé o tus peques duermen contigo en la cama. La crianza con apego recomienda alimentar con lactancia materna a libre demanda, por lo cual dormir en la misma cama con tu bebé facilitará esta tarea. Además, al dormir en la misma cama le transmites la seguridad que necesita para saber que mamá está cerca.

6. Procura el cuidado cariñoso constante

bebe mama durmiendo lactancia colecho
Oksana Shufrych via Shutterstock

Tanto bebés como niños y niñas pequeñas necesitan la presencia física constante de su figura principal de crianza con la que desarrollan apego. Así pues se requiere que en todos los cuidados diarios, como cambio de pañal, alimentación o el baño, haya muchos mimos y cariños que le aseguren a tu hijo o hija que estás incondicionalmente presente en su vida.

7. Práctica de la disciplina positiva

Esta forma de crianza motiva a las madres a negociar y hablar con claridad, calidez y cercanía con los hijos e hijas; por supuesto, sin castigos corporales. Esta postura está en contra del adultocentrismo y motiva a las y los adultos tratar a la gente pequeña como les gustaría ser tratados a ellos, es decir, se aplica la regla de oro, trata a los demás como a ti mismo.

8. Búsqueda del equilibrio entre la vida personal y familiar

Cabe recordar siempre que madres felices, hacen hijos e hijas felices. Hay que saber decidir cuándo es tiempo de bebé y cuándo es tiempo para que mami esté a solas para respirar. Es necesario satisfacer las necesidades de todos los miembros de la familia y no solo las de bebé.

¿Quieres saber más sobre cómo educar a tus hijos?