Reduce el riesgo de que tu bebé tenga espina bífida con estos 4 alimentos ricos en ácido fólico

embarazada embarazo feliz
WAYHOME studio/Shutterstock

La espina bífida es una afección en la que los huesos de la columna vertebral no cubren la médula espinal y la dejan expuesta. Los síntomas de dicha enfermedad varían y pueden afectar tanto el desarrollo físico como intelectual del niño. Se trata de una enfermedad congénita, es decir, presente desde antes del nacimiento del niño, y la causa principal es que el tubo neural no se terminó de cerrar.

Si bien la cirugía y otros tratamientos similares pueden mejorar la calidad de vida de la persona que padece de espina bífida, está en nosotras colaborar para que nuestro bebé no tenga ese problema y esto nunca ocurra. Una cosa que todos los médicos obstetras aconsejan es consumir ácido fólico durante el embarazo, sobre todo durante los primeros meses de gestación.

El ácido fólico es una vitamina que pertenece al complejo B (precisamente la vitamina B9), que colabora con el cierre del tubo neural. Como por lo general las mujeres embarazadas no se enteran de que lo están hasta unas semanas después de la concepción, los especialistas aconsejan el consumo diario de 400 mg de ácido fólico para evitar problemas. Existen diferentes alimentos ricos en ácido fólico que puedes consumir para conseguir, naturalmente, tu dosis diaria de vitamina B9 y evitar que tu bebé padezca espina bífida.

Principales alimentos que contienen ácido fólico

Frutas y verduras

shutterstock 176916920
mama_mia/ Shutterstock

Las verduras de hoja verde, las batatas, los aguacates, las zanahorias y los pimientos, además de las frutas como el mango, las bayas y los plátanos, son una gran fuente de vitamina B9.

Carne sin grasa

Para incrementar la cantidad de ácido fólico, puedes consumir carnes magras de res, cerdo o pollo. Las carnes rojas, por ejemplo, son también una buena fuente de hierro.

Legumbres

guiso de lentejas
Kiian Oksana/Shutterstock

Contienen fibras, proteínas, hierro, calcio y, lo más importante, una gran dosis de ácido fólico. Consume lentejas, frijoles, garbanzos y soja.

Granos enteros

Los granos enteros como la avena y la quinoa contienen hidratos de carbono complejos. También son una buena fuente de vitamina B9 o ácido fólico, magnesio y fibra.

Te recordamos que siempre, ante la menor duda, consultes todo con el obstetra. El embarazo es un estado maravilloso y es importante cuidar al bebé desde el principio consumiendo la dosis diaria de ácido fólico que el organismo necesita para evitar definitivamente que tu bebé padezca espina bífida.

No te vayas sin leer...