mujer

¿Cuándo debes llevar a tu bebé al dentista por primera vez? Los expertos responden

nina pequena cepillo de dientes pasta dental
Angela Luchianiuc vía Shutterstock

Cuando al consentido del hogar le empiezan a salir los dientes, es común que tengas algunas dudas nuevas. Pero al parecer, algunos padres no nos hacemos las preguntas correctas respecto a un tema: cuándo debería el bebé visitar al dentista por primera vez.

Según una encuesta realizada por el Hospital Infantil C.S. Mott, el 47 % de los padres opinaron que los niños deben acudir con el odontólogo a partir de los 2 o 3 años de edad. Otro 47 % dijo que a partir del año, y un 6 % después de los 4 años. ¿Qué grupo tiene la razón?

La Academia Americana de Odontología Pediátrica es clara en ello: el bebé debe tener un cita con el dentista en cuanto aparece su primer diente. De esta manera se previenen futuros problemas, además de que el especialista te explicará todo lo que necesitas saber acerca del cuidado de esa pequeña sonrisa. La organización recomienda que la primera consulta no rebase del primer año de edad.

bebe primeros dientes sonrisa
ElRoi vía Shutterstock

De acuerdo con la dentista Anna Guarna, la primera visita al consultorio no es para realizar una examinación profunda ni nada por el estilo. Se trata, sobre todo, de una oportunidad para que el nene se familiarice con el lugar, para que no se ponga demasiado nervioso en las próximas revisiones.

Aunque un dentista es capaz de examinar a alguien de cualquier edad, debes saber que los odontólogos pediátricos también son una opción. Son dentistas que pasan de 2 a 3 años en una especialidad enfocada en el trato con niños y adolescentes.

Por lo general, los dentistas te recomendarán limpiar los dientes (¡o diente!) de tu bebé con un cepillo pequeño, hecho para infantes y de cerdas suaves. El cepillado deberá suceder dos veces al día, sobre todo antes de la hora de dormir, como sugiere la Academia de Odontología.

Las próximas visitas se planearán de acuerdo con las observaciones del experto, pero suelen ser cada seis meses. Es importante ser consistente con el cuidado bucal de tu pequeño, no sólo para mantener sus dientes sanos, también para que él o ella aprenda buenos hábitos de higiene.

Seguro te interesará: