mujer

Este es el peligroso motivo por el que los bebés no deben tener almohadas, según los expertos

FamVeld / Shutterstock

Aunque son lindas y muchas veces son un accesorio de la cuna o el moisés, las almohadas no son recomendables para los bebés. Podríamos pensar que un objeto suave y esponjoso les dará un mejor descanso, pero no necesariamente es así.

A diferencia de muchos adultos, los niños chiquitos no necesitan una almohada para dormir e incluso puede ser peligroso para ellos. Esto se debe a que su cuerpo no tiene las mismas proporciones de una persona mayor. En el caso de los bebés, su cabeza es muy grande en comparación con el resto de su cuerpo. No obstante, aunque su cuello es pequeño, tiene el tamaño necesario para sostener su cabeza.

Si colocamos una almohada debajo de su cabeza, esta forzará la curvatura natural de su cuello y lo obligará a estar en una posición que con el tiempo será incómoda. Lo ideal es que el bebé descanse sobre una superficie plana, de tal manera que su cuello y su cabeza queden alineados. La almohada sólo conseguirá que la cabeza quede más arriba y el cuello tenga que doblarse un poco.

OndroM / Shutterstock

De acuerdo con la Asociación Española de Pediatría, el uso de almohada no sólamente puede ser nocivo para la anatomía del bebé, también implica un riesgo para su salud. «Hasta los dos años se desaconseja  la almohada por riesgo de asfixia. A partir de esa edad, puede utilizarse una muy plana», se recomienda en la Guía práctica para padres de esta asociación.  

La institución también brinda algunas otras recomendaciones a los padres, para evitar que el bebé sufra algún percance o accidente mientras duerme.

  • - Recostar al bebé siempre boca arriba.
  • - Utilizar un colchón firme y con una sábana ajustable, para evitar que el bebé se enrede en la misma si se mueve.
  • - Retirar todos los muñecos de peluche que estén en la cuna.
  • - Si la cuna o la cama tienen adornos como listones u olanes, sujetarlos bien para que no estén al alcance del niño.

También te puede interesar: ¿Es normal que un bebé tenga acné o granitos en la cara?