Violencia en el parto: fotos impactan al mostrar las marcas en el cuerpo y las mentes de las madres

projeto 1 4 retratos da viol%C3%AAncia obst%C3%A9trica 11
Carla Raiter/ projeto 1:4 Retratos da Violência Obstétrica

Aunque no existen datos oficiales, son muchas las mujeres que sufren violencia obstétrica. Sin ir más lejos, una encuesta publicada en un artículo de VIX y respondida por poco más de 10 500 personas arrojó que un 78 % de nuestras lectoras habían pasado por esa situación. El problema sucede a nivel internacional y no distingue entre clases sociales ni entre instituciones públicas o privadas. Para denunciar este escenario y comenzar a recorrer el camino para cambiar la situación, desde Brasil la fotógrafa Carla Raiter y la productora cultural Caroline Ferreira decidieron unirse.

El fruto es el proyecto «1:4 retratos de la violencia obstétrica», que reúne fotografías y relatos de mujeres que pasaron por situaciones violentas mientras daban a luz y tiene la intención de generar una reflexión y concientizar a las personas sobre la necesidad de humanizar la atención de los partos.

Violencia obstétrica

Se considera que son violencia obstétrica todos los procedimientos, físicos o no, por los cuales las mujeres pasan en el embarazo, el trabajo de parto, el parto, el posparto y el aborto que no sigan los principios de la humanización y de la medicina basada en evidencias.

Las agresiones verbales, negación de atención, la privación de un acompañante en el parto, los enemas, el ayuno obligatorio, la episiotomía, la separación de la madre de un bebé saludable y la introducción del chupete o leche de fórmula sin autorización están entre las prácticas más comunes.

Denuncia

Para tomar cartas en el asunto y empezar a cambiar la situación, es importante que, si sufriste alguno de estos tipos de violencia, denuncies la situación con tu proveedor de salud y las autoridades sanitarias de tu país, como en el Ministerio de Salud, por ejemplo.

1:4 – Fotos de violencia obstétrica

projeto 1 4 retratos da viol%C3%AAncia obst%C3%A9trica 1
Carla Raiter/ projeto 1:4 Retratos da Violência Obstétrica

Le dijeron al padre que se fuera, no podía acompañarme, no podía quedarse en la puerta. Cruelmente, no le dieron opción y, si seguía insistiendo, la persona de seguridad estaba cerca.

projeto 1 4 retratos da viol%C3%AAncia obst%C3%A9trica 2
Carla Raiter/ projeto 1:4 Retratos da Violência Obstétrica

Tendría que haber estado feliz, ¡mi hija iba a nacer! En lugar de eso, solo pensaba en cuándo terminaría ese calvario, cuándo podría estar en paz, cuándo habría silencio y privacidad.

projeto 1 4 retratos da viol%C3%AAncia obst%C3%A9trica 3
Carla Raiter/ projeto 1:4 Retratos da Violência Obstétrica

Me moría de sed. A las nueve o diez de la noche, lo único que yo pedía, llorando, era un vaso de agua. Pero la doctora se negó. Ríspida, grosera y con la cara metida en medio de mis piernas. Me dijo que podía hacer mal después, durante el nacimiento.

projeto 1 4 retratos da viol%C3%AAncia obst%C3%A9trica 4
Carla Raiter/ projeto 1:4 Retratos da Violência Obstétrica

La nueva enfermera del corredor ignoró todos los pedidos de ayuda que hicimos (la otra madre del mismo cuarto y yo). Parecía que, a menos que nos estuviésemos muriendo, no merecíamos cuidado.

projeto 1 4 retratos da viol%C3%AAncia obst%C3%A9trica 8
Carla Raiter/ projeto 1:4 Retratos da Violência Obstétrica

No paraba de decir: «Vamos, señora, levántese. ¡Deje de hacerse la víctima!».

projeto 1 4 retratos da viol%C3%AAncia obst%C3%A9trica 7
Carla Raiter/ projeto 1:4 Retratos da Violência Obstétrica

Miraba alrededor y solo veía rostros desconocidos, mi marido había desaparecido y mi bebé ya no estaba ahí. La médica maleducada me mandó a quedarme quieta, dijo que tenía que sacar la placenta para «terminarme».

projeto 1 4 retratos da viol%C3%AAncia obst%C3%A9trica 6
Carla Raiter/ projeto 1:4 Retratos da Violência Obstétrica

Tengo ganas de llorar diciendo eso. [...] Durante cerca de 11 meses sentí como si se fuese a romper el lugar de la cicatriz.

projeto 1 4 retratos da viol%C3%AAncia obst%C3%A9trica 5
Carla Raiter/ projeto 1:4 Retratos da Violência Obstétrica

Me sentí invadida, [...] mi órgano fue lacerado y reconstruido mecánicamente.

projeto 1 4 retratos da viol%C3%AAncia obst%C3%A9trica 9
Carla Raiter/ projeto 1:4 Retratos da Violência Obstétrica

Me dejó ahí en el corredor del hospital, todavía temblando, vestida con el mismo camisón ensangrentado y mojado, sin manta y sin responder mis preguntas.

projeto 1 4 retratos da viol%C3%AAncia obst%C3%A9trica 10
Carla Raiter/ projeto 1:4 Retratos da Violência Obstétrica

Ella empujó la cabeza del bebé de vuelta para adentro. Yo le decía que parara, porque la cabeza ya había coronado; ella me dijo que eran normas del hospital, y yo no entendía lo que ella quería decir con eso.

projeto 1 4 retratos da viol%C3%AAncia obst%C3%A9trica 12
Carla Raiter/ projeto 1:4 Retratos da Violência Obstétrica

Las palabras que mi marido y yo oímos del médico fueron «en el parto natural tu vejiga puede salir para afuera y tu pelvis va a quedar lacerada».

projeto 1 4 retratos da viol%C3%AAncia obst%C3%A9trica 13
Carla Raiter/ projeto 1:4 Retratos da Violência Obstétrica

Con 37 semanas, él decidió hacer un examen de tacto y dijo que yo tenía tres dedos de dilatación, que mi bebé nacería ese día. Sugirió, entonces, ya que yo no quería hacer una cesárea, romper mi bolsa para que yo no corriese el riesgo de entrar en trabajo de parto de madrugada, porque él «tal vez» no podría atenderme.

projeto 1 4 retratos da viol%C3%AAncia obst%C3%A9trica 11
Carla Raiter/ projeto 1:4 Retratos da Violência Obstétrica

Me acosté y pregunté de nuevo, porque yo había dicho en todo el prenatal que no quería episiotomía. Pero no sirvió de nada.

Me acosté, puse los pies en los apoyos, él hizo la episiotomía. Mi marido, en ese momento, preguntó «¿No cortó mucho, doctor?», y él negó con la cabeza.

No te vayas a ir sin leer...

Artículo traducido desde el original de VIX Brasil, del autor Beatriz Helena.