mujer

Así es como puedes convertir el tiempo de juego con tu bebé en momentos de aprendizaje

joven mama8
Alena Ozerova/shutterstock

Los padres siempre queremos brindarles lo mejor a nuestros hijos. A la mayoría nos encanta verlos jugar, reír y divertirse, pero muchos nos hemos preguntado si es posible combinar el juego con el aprendizaje. Pues en realidad no deberíamos pensar que existe un esquema de actividades basado en las edades, ya que cada niño evoluciona a su ritmo. De hecho, forzar determinados juegos cuando todavía no es el momento hará que el pequeño se ofusque y que los padres se frustren. Por eso, hoy quisiéramos contarte sobre diferentes formas respetuosas e interesantes de integrar el aprendizaje a los juegos del bebé. Descúbrelas a continuación.

¿Cómo deberían ser las actividades?

Las actividades presentadas deben ser ofrecidas de acuerdo con la dificultad. Lo ideal sería ofrecer primero estímulos sencillos que el bebé pueda conseguir. De esta manera, el pequeño se sentirá motivadoy comenzará a esforzarse por conseguir sus objetivos.

Otro punto importante a tener en cuenta es que no deberíamos ofrecerle una actividad cuando a nosotros nos quede bien prepararla, sino dejarla lista en el ambiente accesible al bebéy presentársela cuando él muestre interés, no antes.

Tipos de actividades

Coordinación visual

juego bebes trasvase
UfaBizPhoto via Shutterstock

Esta habilidad se desarrolla de manera natural en los bebés a medida que van creciendo, pero nosotros como padres podemos ayudar en este proceso. Si tu bebé tiene más de 6 meses, seguro has notado que le encanta sacar cosas de los cajones y revisarlos todos. Pues aprovecha este interés y preséntale una actividad relacionada. Por ejemplo, el trasvase de sólidos o líquidos puede ser una gran idea que no requiere de demasiados implementos. En realidad no precisas comprar ningún juguete en particular: unos tarritos y un poco de arena, harina o agua bastarán. A medida que vaya dominando estos trasvases básicos puedes ir sumando objetos más pequeños que resulten seguros, como corchos o piezas de madera.

Habilidades motoras gruesas

Las habilidades de motricidad gruesa son aquellas que involucran las piernas, los brazos y el torso. Incluyen, por ejemplo, todas las actividades relativas a caminar, correr, tirar, patear y mantener el equilibrio. Recuerda que para los niños pequeños sigue siendo muy importante el contacto con sus padres o figuras de referencia, de manera que puedes promover actividades como poner al niño sobre las rodillas, cantaro bailar.

Tocar instrumentos musicales sencillos será otra alternativa válida. Además,el contacto con la naturaleza resulta fundamental, así que no te preocupes si anda todo el tiempo descalzo, si se queda bajo la lluvia o si ama la arena de la playa (o el charco de barro de la esquina). Recuerda que, en general, cuanto más se ensucie, más se divertirá.

Habilidades motoras finas

La motricidad fina es otra de las habilidades que podríamos ayudar a desarrollar en nuestro pequeño. Para ello puedes presentar puzzles básicos de una forma (los de madera son ideales), juguetes encastrables u objetos para apilar. En este último caso tampoco hace falta que salgas a comprar nada: cualquier objeto que pueda apilarse,como tuppers o cajas de cartón, servirá de maravilla.

Habilidades relativas al lenguaje

pai mae bebe 0917 1400x800
Katie_Martynova/iStock

Los bebés y los niños pequeños son como esponjas: aprenden todo muy rápido y absorben una cantidad enorme de información. Una alternativa puede ser presentar títeres de dedos (¡no compres!, ¡fabrícalos tú mismo con algo de fieltro e hilo!) y hacer rimas o entonar canciones. Los libros de imágenes de textura blanda también ayudarán a desarrollar el lenguaje. Existe una selección muy amplia en el mercado, pero de lo contrario también puedes fabricarlos tú mismo con telas de colores y un poco de imaginación.

Recuerda que para los bebés las presentaciones de actividades deben ser muy cortas o inexistentes. Es el niño, y no nosotros, quien dirige su tiempo y su aprendizaje. Nosotros solo debemos ocuparnos de ofrecerle un ambiente adecuado y enriquecedor para su desarrollo. Y tú ¿ya has probado con tu bebé alguna de estas actividades? ¡Cuéntanos tu experiencia!