mujer

Razones para educar a los niños con género neutro, según la ciencia

genero neutro 0
Shutterstock

Educar a tus hijos sin forzarles estereotipos de género no debería de ser una idea radical, desafortunadamente aún no lo es para muchos. 

Por ejemplo, recientemente Pink reveló que educa a sus hijos con género neutro. La cantante aseguró que no quiere que sus hijos crezcan 'definidos bajo un género' y que en su casa no quiere etiquetas para nadie. 

Muchos la criticaron con el argumento de que esta decisión causaría que sus hijos necesitaran de años de terapia psicológica. Pero estudios sobre esto apoyan la idea de educar a los hijos con género neutro y muestran cómo incluso esto podría ayudarles a su salud y a su futuro. 

Aquí te describimos algunas razones por las que educar a los hijos sin prejuicios de género puede beneficiarles: 

#1 Romper con las normas de género es fundamental para la salud de un niño

Un estudio publicado este año en el Journal of Adolescence Health, enfocado en cómo los estereotipos de género pueden afectar a los niños, encontró que las normas estrictas y las expectativas altas de género son un riesgo para la salud mental y física durante y después de la adolescencia. Por ejemplo, las niñas tienen un riesgo más alto de quedar embarazadas, ser expuestas a violencia, a casarse muy jóvenes, o a abandonar la escuela. Los niños por su lado son más propensos a abusar de sustancias, morir de suicidio o tener un expectativa de vida más corta, según el estudio. 

Kristin Mmari, investigadora y profesora asociada en la escuela de salud Johns Hopkins Bloomberg dijo en entrevista con CNN: 

«Muchos riesgos que corren los adolescentes se forman por comportamientos que ven en los roles de género que ya tienen bien establecidos desde los 10 u 11 años. Aún así vemos que alrededor del mundo se invierten millones de dólares en programas de salud para adolescentes pero que llegan a ellos cuando ya es muy tarde para hacer una diferencia significativa, cuando tienen 15 años o más».

#2 Los niños tienen más oportunidades si son educados sin normas de género

Un estudio publicado en mayo, en el Journal of Experimental Child Psychology, encontró que en Suiza, los niños que estudian en preescolares que no siguen normas de género, son menos propensos a tener estereotipos y a ser más incluyentes con los demás. Según los investigadores al ignorar normas forzadas, esos niños tienen por ende más oportunidades en el futuro, por lo que pueden tener más éxito como adultos. 

#3 Los prejuicios de género pueden afectar su futuro

Contrario al punto anterior, basar la educación en normas de género y prejuicios puede afectar el futuro de un niño. Un estudio publicado en 2015, en el Instituto de Investigación de Economía en Estados Unidos, encontró que los niños que experimentan prejuicios de género sufren más académicamente y en términos financieros.

En particular los maestros que favorecen a los estudiantes varones tienen un efecto positivo en los logros de esos jóvenes, pero eso afecta a las niñas, según el estudio. Por ende ellas son menos propensas a sobresalir en clases en la preparatoria. El estudio sugiere que el efecto es mayor para las familias con un padre con mayor educación que la madre y mayor aún en las niñas con un nivel socio económico bajo. 

#4 Una mayor perspectiva de género lleva a una mejor salud

Un estudio publicado el año el Instituto Nacional de Pediatría en Estados Unidos encontró que los jóvenes que han transicionan socialmente tienen mejor salud que los que no viven con una personalidad auténtica. Investigadores de la Universidad de Washington analizaron respuestas de niños transgénero y cisgénero, de 3 a 12 años. Descubrieron variantes en sus niveles de depresión y ansiedad entre ambos grupos. En particular descubrieron que los síntomas de depresión entre los niños transgénero no diferían mucho de los que no lo son, aunque sí mostraron mayores niveles de ansiedad.

Otro estudio publicado este año en el Journal of the American Academy of Child and Adolescent Psychiatry llegó a una conclusión similar y encontró que los niños que viven de forma auténtica tienen niveles menores niveles de depresión y altos niveles de autoestima. En pocas palabras, afirmar la identidad de un niño beneficia su salud mental. 

También te puede interesar: ¿Niños cocinando y niñas construyendo robots? Las jugueterías que acabaron con los estereotipos de género