mujer

Parto normal después de una cesárea: especialista explica los riesgos

mujer embarazada 0
Odua Images vía Shutterstock

Muchas mujeres que tienen cesárea en un primer embarazo suelen sentirse inseguras de tener un parto normal en el segundo embarazo. Sin embargo, al contrario de lo que se pueda pensar, en una situación así es mejor tener parto normal, ya que presenta menos riesgos que realizarse una segunda cirugía.

Cesárea y rotura uterina

embarazada bebe cabezas
Natalia Deriabina via Shutterstock

Según la Dra. Melania Amorim, médica obstetra, miembro de Febrasgo (Federación Brasileña de Sociedades de Ginecología y Obstetricia), después de una primera cesárea, el nacimiento del segundo bebé puede traer riesgos a la mujer. Sin embargo, la especialista explica que —aunque los riesgos existen en las dos vías de nacimiento— las complicaciones son menores en un parto vaginal.

De acuerdo a la especialista, la mayor preocupación de un parto natural después de haber tenido una cesárea es la posibilidad de que ocurra una ruptura uterina. La ruptura puede ocurrir porque la región de la cicatriz dejada en el útero no tiene la misma resistencia del tejido y, por eso, se convierte en un punto de fragilidad.

Parto normal como primera opción

embarazada bebe cama
Natalia Deriabina via Shutterstock

Pero, a pesar de la preocupación, los expertos aseguran que los riesgos del parto normal tienen que ser comparados con los riesgos de repetir una cesárea, que pueden incluir tanto como complicaciones inmediatas, hasta una lesión de vejiga, hemorragia, dolor pélvico, placenta previa, entre otras.

Según explica la doctora, lo ideal es que se trate de evitar una primera cesárea. Además de ser menos agresivo, un parto natural disminuye las posibilidades de hemorragia y prepara el sistema respiratorio del bebé para el ambiente externo.

Lo mejor es hablar y quitar todas las dudas con el médico tratante, y si bien hay pros y contras a tener en cuenta en un segundo parto después de una primera cesárea, lo que hay que tener en consideración es que se deben agotar todos los recursos antes de realizar por primera vez una cesárea.