mujer

El porteo es muy beneficioso para tu bebé y estas son las razones

madre bebe porteo portar
Halfpoint/Shutterstock

El contacto es una necesidad básica del bebé. De hecho, en la actualidad la mayoría de los profesionales de la salud aseguran que la cercanía de la madre con su pequeño le brinda seguridad y confianza. En este sentido, el porteo aparece como una alternativa útil, práctica y amorosa que se ha vuelto casi una moda.

Pero sus orígenes no son novedosos: los pueblos originarios de distintas partes del mundo han utilizado el porteo desde épocas ancestrales porque sabían de la practicidad y conveniencia del método. Hoy se retoma esta sabiduría, y gran parte de las madres recientes se vuelcan directamente a portear a sus bebés, ya sea utilizando un fular, una bandolera o una mochila ergonómica. Pues esta forma de cargar a nuestros hijos resultarealmente beneficiosa tanto para ti como para tu bebé, y hoy te contamos las razones. Descúbrelas a continuación.

1. El porteo estrecha los lazos entre los padres y el bebé

La cercanía que aporta un fular o una bandolera (telas elásticas o semielásticas con las que se envuelve al bebé) contribuye a estrechar el vínculo afectivo entre la persona que portea y el bebé.

Cuando porteamos, el bebé siente la temperatura de nuestro cuerpo, nuestro aroma, el sonido de nuestra voz, nuestros gestos, nuestros movimientos y el latir de nuestro corazón, todos factores que le brindan seguridad y confianza.

La conexión que se genera con el contacto permanente difícilmente pueda replicarse con otro tipo de métodos para trasladar al niño. Ese vínculo afectivo sólido que se conforma será de vital importancia no solo durante la infancia del bebé, sino durante toda su vida.

2. Fomenta la comunicación

madre nino porteo3
Lolostock/Shutterstock

La cercanía que da el porteo nos brinda más chances de observarlo y de reconocer cuáles son sus necesidades en cada momento sin tener que esperar a que llegue el llanto. Este simple hecho ya nos aporta seguridad como padres y le otorga al niño confianza en que sus necesidades serán escuchadas y satisfechas (un hecho no menor para esta etapa del crecimiento).

3. Resulta conveniente

¡Las manos libres! Esto es lo primero que notamos cuando cargamos a nuestro bebé en un fular, mochila o bandolera. Él va cómodo sobre el pecho o la espalda y nosotros tenemos la posibilidad de realizar diferentes tareas sin tener que forzar brazos y hombros.

También resulta de gran utilidad si tenemos que cargar varios bolsos (como bolsas de súper) o simplemente deseamos comer un bocadillo. Además, el fular o la bandolera puede tener varios usos diferentes. Por ejemplo, si vemos que el bebé precisa un cambio de pañales y de repente no tenemos dónde apoyarlo, bien podríamos utilizar el fular para recostarlo y cambiárselo sin mayores inconvenientes.

4. Es seguro para el bebé

padre bebe porteo
Halfpoint/Shutterstock

El tenerlo apoyado sobre nuestro pecho o espalda nos brinda como padres la seguridad de que el bebé está sano y salvo. Siempre está dentro de nuestro campo visual y no tenemos que preocuparnos si caminamos por sitios llenos de gente o con demasiado tráfico. A diferencia del cochecito, el porteo le permite al bebé descubrir el mundo a su propio ritmo sin tener que exponerlo de inmediato a lo que sucede en el exterior.

5. Promueve su desarrollo físico

Portear al bebé (sobre todo en los primeros meses) funciona como un «útero externo» por el cual el bebé continúa sintiendo la mayoría de las sensaciones que sentía en la panza de su mamá. La seguridad que le produce al bebé estar en un ambiente conocido le ayuda a regular sus respuestas físicas y ejercita, además, su sistema vestibular (el que controla el equilibrio).

De hecho, la ciencia ha mostrado que los bebés prematuros que reciben contacto directo y permanente ganan peso y recuperan su salud con mayor rapidez que aquellos que no lo reciben.

6. Los bebés van felices

El llanto prolongado puede transformarse en un dolor de cabeza para los padres y en momentos difíciles para el bebé. Pues está comprobado que cargar en brazos con frecuencia a nuestros hijos y portearlos disminuye las probabilidades de llanto.

Aquellos bebés que lloran menos gastan también menos energía en esa acción y se dedican en cambio a observar con curiosidad y calma el ambiente que los rodea.

7. ¡Es divertido!

bebe madre porteo
spongePo/Shutterstock

¿Quién no disfruta tener a su pequeño en brazos? La experiencia de la cercanía resulta sin dudas una forma de observar y aprender también nosotros de nuestro hijo y de su desarrollo a medida que va pasando el tiempo. Además, es divertido para él porque puede interactuar, si lo desea, con otros adultos, además de quien lo portea.

8. Es económico

Cualquier tipo de tela o mochila que se utilice para portear será definitivamente más económica que un chochecito. Los fulares, por ejemplo, pueden utilizarse desde el día del nacimiento hasta los dos años aproximadamente (dependiendo del peso del bebé). Luego, existe la opción de las mochilas, que resultan también muy prácticas, sobre todo a partir del año. De manera que la vida útil de los elementos de porteo es larga y con ellos no te verías en la necesidad de comprar ningún otro tipo de objeto para cargarlo.

Como ves, el porteo representa una alternativa saludable y amorosa tanto para ti como para el bebé. El contacto cercano, la seguridad, la confianza y el encanto de llevar a nuestro hijo en brazos no tienen comparación con otros métodos de traslado y sostén del bebé. Además, es importante añadir que podemos portear a nuestros hijos no solo durante los primeros meses, sino hasta la cantidad de tiempo que decidamos.

Algunos padres optan por portear a sus pequeños incluso hasta los 4 o 5 años de edad. Esperamos que te sea de utilidad esta información y que te inspire para animarte al porteo.