mujer

5 cambios que se producen en tu vagina luego de dar a luz

estas son 5 formas de cuidar a tu bebe antes de dar a luz1
AleksandarNakic/istock

El embarazo es un proceso hermoso que conlleva cambios constantes. Todo nuestro cuerpo y nuestra psiquis se preparan para recibir a ese nuevo ser en este mundo. Y, como era de esperarse, una vez que el bebé llega nuestro físico continúa modificándose, particularmente en la zona íntima.

Si bien resulta difícil preverlos a todos porque cada mujer tendrá los suyos, sí es importante conocer las posibilidades de cambios posparto para que cada una pueda recibirlos de la mejor manera en caso de que aparezcan. Estos son algunos de los que puedes experimentar.

1. Puede que sientas la vagina algo floja

Durante el parto, la piel y los tejidos de la vagina se ensanchan lo suficiente para que el bebé pueda salir sin inconvenientes. Este proceso implica que más tarde todo lo que se estiró tenga que volver a su sitio… pero lleva su tiempo.

Recuperar el tono pélvico puede llevar unos meses o incluso hasta un año. El lapso dependerá del tamaño del bebé y la cantidad de horas que duró el trabajo de parto, entre otros factores.

Por fortuna, sí puedes hacer algo para mejorar esta característica posparto: los ejercicios Kegel, por ejemplo, son muy recomendados porque fortalecen los músculos pélvicos. Mantener un peso equilibrado también ayudará en el proceso de recuperación de la tonicidad.

2. Puede doler

7 cosas que pueden ocurrir durante la cesarea y no sabias 7
Stefan_S/iStock/Thinkstock

Muchas mujeres experimentan algo de dolor o ardor en la vagina luego del parto. Sin embargo, no siempre tiene que suceder así. Los factores que más inciden en este caso son dos: la episiotomía y los desgarros.

Si el desgarro fue pequeño, seguramente los puntos que se apliquen sean pocos y la recuperación, bastante rápida. Ahora, si has pasado por una episiotomía (innecesaria o necesaria para evitar desgarros mayores), lo más probable es que mientras los puntos sanen, la zona duela un poco. Algunos médicos recomiendan tomar ibuprofeno para disminuir el dolor, aunque también aconsejan los baños de agua caliente para que la inflamación y el dolor disminuyan.

3. Puede resecarse

Este cambio es uno de los más comunes en el posparto. La resequedad vaginal se debe a la disminución en los niveles de estrógeno causada por la lactancia. Cuando el período de lactancia finaliza, estos niveles vuelven a aumentar y junto con ellos se recupera la lubricaciónvaginal.

4. Se presentan sangrados

Los loquios son un flujo con sangre que las mujeres eliminamos luego de dar a luz. En general, estas descargas duran entre 2 y 6 semanas. A medida que van pasando las semanas los loquios cambian de color y también se modifica la cantidad y consistencia.

El sangrado es normal y solo deberías preocuparte si se dan con dolor, picazón u olor fuerte. Resulta importante, además, que te tomes tu tiempo para descansar y estar relajada luego del parto porque los loquios tienden a aumentar en cantidad y duración si la mujer no descansa el tiempo suficiente.

5. El color puede cambiar

15 curiosidades sobre la vagina 4
IPGGutenbergUKLtd/iStock/thinkstock

Otro cambio frecuente tiene que ver con el cambio de color de la vulva (el área exterior de la vagina que incluye los labios, el clítoris y el periné). La pigmentación suele modificarse por las alteraciones hormonales durante el embarazo, pero también por las suturas que se realicen durante el parto (en caso de que se hayan practicado).

Si observas algunos o todos estos cambios luego del parto, es importante que sepas que son totalmente normales y que con el paso del tiempo las funciones del cuerpo se irán reacomodando a los niveles previos al embarazo.

Recuerda, además, que puedes realizar ejercicios como los Kegel para fortalecer el suelo pélvico y experimentar una recuperación más rápida y menos intensa. El descanso será otro factor fundamental a tener en cuenta para vivir un posparto saludable y armonioso.