mujer

9 maneras de criar a un niño con buenos valores

como despertar en los chicos el amor por la naturaleza 6
Daniel Jedzura vía Shutterstock

¿Es posible enseñarles valores a nuestros hijos? Y, si lo es, ¿cómo se hace? Algunos psicólogos afirman que es imposible. Otros aseguran que la escuela es el lugar en el que se adquieren; pero lo cierto es que, muchas veces, este tipo de educación llega demasiado tarde o resulta aislada del resto de la vida del niño.

A decir verdad, ellos están constantemente observándonos y comprendiendo cuáles deben ser sus propios valores. La pregunta entonces sería ¿qué le enseñamos a nuestros hijos? A propósito de esta duda recurrente, hoy te contamos 9 formas de criar a un niño conbuenos valores.

1. Haz que valgan la pena

Cuando hablamos de valores solemos pensar en cuestiones demasiado abstractas. Pensemos entonces en diferentes estrategias para que ellos reconozcan que es importante tener valores.

Por ejemplo, ¿cuál es su actitud ante los niños que son relegados en la escuela? ¿Cómo entiende la puntualidad? ¿Cuál es su modo de aceptar o rechazar invitaciones? Es en este tipo de decisiones cotidianas que se traducen los valores que les hemos enseñado. Cada una representa una oportunidad magnífica para poder pensar los valores que queremos que nuestros hijos reproduzcan y los que no.

2. Demuestra empatía

Maria Symchych/Shutterstock

La compasión es la base de los valores. Ya sea compasión por uno mismo como por el resto de los seres vivos, ella será el sostén de los buenos valores.

Para llevarla adelante, primero hace falta pensar la empatía. En este sentido, cabe aclarar que la única forma en la que nuestros hijos pueden aprender a ser así es recibiendo empatía de nuestra parte. Es decir, si nosotros no lo somos y no nos comunicamos con amabilidad, difícilmente el niño pueda reproducirlo.

3. Presta atención al ejemplo

Aquello que los niños más captan es lo que hacemos. Si decimos que en el deporte lo que importa es el ejercicio, el trabajo en equipo y la diversión, no podemos preguntarle a nuestro hijo antes que nada qué equipo ganó y emitir juicios sobre ello.

No podemos olvidar que ellos observan todo. Cada gesto y cada acción es para nuestros hijos un ejemplo a seguir. Queda en nosotros reflexionar sobre el modelo que les estamos mostrando.

4. Habla sobre tus valores y su importancia

shutterstock 203800819
Olesya Turchuk/ Shutterstock

¿Por qué crees que deben comportarse con respeto ante sus compañeros de escuela y la maestra? ¿Qué piensas sobre la integridad? ¿Tenemos obligaciones con respecto a nuestros vecinos? ¿Podemos dirigirnos al otro de cualquier manera?

Ayudar a nuestros hijos a interpretar el mundo que nos rodea es definitivamente unaresponsabilidad que debemos asumir.

5. No caigas en sermones

A ningún ser humano le agrada que lo sermoneen. Entonces, ¿por qué caemos tan seguido en esta práctica con nuestros hijos? Intenta hacerles preguntas para que ellos solos puedan darse cuenta de las implicancias de las decisiones que tomaron. Si aún son muy pequeños para llevar adelante este ejercicio, actúa de guía y comparte tu opinión sin juzgarlos.

De esta forma, los niños aprenderán realmente la lección y tendrás la posibilidad de generaruna conexión mayor con ellos.

6. Refuerza la expresión de valores

Cuando veas que tu hijo demuestra buenos valores en determinadas acciones, reconócelo. En el momento en que se lo hacemos saber estamos reforzandoaquellos valores que creemos que tienen importancia.

7. Impulsa la participación en la comunidad

shutterstock 556719751
Sergey Novikov/ Shutterstock

No son pocas las personas que aportan un trabajo significativo pero invisible en nuestra sociedad. Si ayudamos a nuestros hijos a reconocerlo, los estamos impulsando a que ellos también valoren este tipo de aporte desinteresado a la comunidad.

Trabajos de voluntariado y de organización comunitaria son excelentes ejemplos de este tipo de participación.

8. Enséñales sobre el compañerismo

En este punto es importante pensar cómo te gustaría que el niño entendiera el juego y el trabajo en equipo, y demostrárselo en acciones.

9. Comparte tu visión sobre el dinero

¿Piensas que el dinero trae felicidad? ¿Vale la pena invertir dinero en cantidades de juguetes? Todas estas preguntas y muchas otras reflejan nuestra visión sobre el dinero que, una vez más, notarán y repetirán nuestros hijos.

Para trasladarle buenos valores a nuestros niños primero deberíamos pensar en cuáles son para nosotros y por qué. Si tenemos claros los valores que queremos que reproduzcan (y los que no), entonces ellos naturalmente entenderán cuál es el mejor camino. Debemos preguntarnos entonces qué modelo queremos mostrarles a nuestros hijos para que les sirva de guía en su crecimiento.