mujer

Placenta accreta: la enfermedad que no le permite a Kim Kardashian concebir a su tercer hijo

Kim Kardashian siempre ha expresado su deseo de tener una familia numerosa, por eso no quiere esperar mucho para tener a su tercer hijo. Solo que esta vez será por subrogación gestacional. Decidió tener otro bebé de esta manera porque un nuevo embarazo podría poner en riesgo su vida: durante sus dos partos sufrió de lo que se conoce como placenta accreta.

Qué es la placenta accreta

Muchas veces Kim Kardashian ha contado abiertamente sobre su lucha contra la infertilidad. Recientemente fue más específica en el tema y compartió lo que le había pasado: durante un año intentó quedar embarazada de su segundo hijo, pero con muchas complicaciones: «Tuve lo que se conoce como placenta accreta [...] y eso hizo que fuera muy difícil volver a quedar embarazada».

Cuando la placenta se adhiere a la pared del úterocon profundidad y no se puede separar después del parto se le denomina placenta accreta. La placenta puede expandirse de diversas maneras, en los casos más severos puede crecer completamente a través del útero e incluso alcanzar la vejiga u otros órganos próximos.

Una condición que puede llevar a la infertilidad

Esta condición puede llevar a la infertilidad por dos razones. Una de ellas es que en algunos casos es necesaria la extirpación del útero (histerectomía) en el momento del parto y la otra razón es que, aunque el útero pueda salvarse, pueden quedarle cicatrices significativas, al punto de no poder llevar adelanteun embarazo.

Según especialistas, la placenta accreta puede ser peligrosa por otro motivo: «Además de una probable necesidad de una extirpación del útero, las mujeres con placenta accreta corren el riesgo de una pérdida de sangre después el parto, llamada hemorragia posparto».

La placenta accreta es una complicaciónrelativamente rara, afecta a 1 de 2500 embarazadas. No tiene síntomas importantes, solo algún sangrado durante el primer trimestre. Su diagnóstico temprano es clave para que no sea demasiado riesgosa y se detecta a través de un ultrasonido.

Nunca antes había escuchado sobre esta condición que puede poner en riesgo la vida de la madre durante el parto. El hecho de que Kim Kardashian haya contado su problema para concebir, quizás sirva para que muchas embarazadas se informen sobre esta complicación que prácticamente no tiene síntomas.