mujer

¿Tener un bebé afecta la autoestima de las mujeres? Esto es lo que dice la ciencia

Andrey_Popov / Shutterstock

Tener un bebé puede ser una de las experiencias más increíbles y enriquecedoras en la vida de una mujer. La alegría de abrazar a tu bebé por primera vez y acunarlo en tu regazo es indescriptible. Sin embargo, en esta etapa no todo es color de rosa y las mamás experimentan grandes cambios no sólo físicos, también mentales y emocionales.

Acoplarse a esas transformaciones no siempre es fácil, sobre todo si la mujer no sabe bien qué es lo que le ocurre y las personas a su alrededor se limitan a decirle frases como “son tus hormonas”, “sólo estás chipil” o “quieres llamar la atención”. De acuerdo con cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la depresión postparto afecta a una de cada seis mamás y muy pocas reciben atención profesional.

Sobre este tema, investigadores de la Universidad de Tilburg, en los Países Bajos, realizó un estudio para conocer de qué manera tener un hijo afecta el estado emocional de las mamás y concluyeron que tener un bebé puede reducir la autoestima de una mujer durante tres años.

Te recomendamos: 7 mujeres nos contaron qué cosas aprendieron cuando se volvieron mamás

El estudio consistió en encuestar a 84,000 madres noruegas entre 1999 y 2008. Las mujeres respondieron las encuestas en cuatro fases: durante su primer embarazo y en tres ocasiones durantes los 36 meses posteriores al nacimiento de su bebé. Además, algunas de las participantes respondieron la encuesta con su segundo, tercer y cuarto hijo.

SpeedKingz / Shutterstock

Después de analizar las respuestas, los investigadores descubrieron que cerca del 75% de las mujeres experimentaron una disminución en su autoestima durante el embarazo (principalmente por los cambios físicos que implica). Durante los primeros seis meses de vida del bebé, su autoestima se recuperó un poco; no obstante, volvió a decaer hasta los tres años primeros años de maternidad, sobre todo por sentimientos de culpa y frustración al no saber si son buenas mamás y si están descuidando a su pareja.

Sobre este último punto, las encuestas revelaron que la mayoría de las mujeres tuvo un periodo más estable en su relación durante el embarazo, pero la situación se complicó en los primeros meses después de dar a luz, sobre todo por los cambios en la rutina al tener un bebé en casa.

Los investigadores concluyeron que si bien no todas las mujeres reportaron una disminución en su autoestima, la mayoría sí lo hizo, y eso es un indicador de que se debe poner especial atención en la salud emocional de las madres y recibir la ayuda profesional necesaria.

También te puede interesar: Ser mamá no significa dejar de ser persona: 9 tips para no dejar tu vida de lado