mujer

Cesárea en el embarazo: ¿en qué casos es necesario realizarla?

evitar nauseas matutinas3
Svetlana Iakusheva/shutterstock

La cesárea es un procedimiento quirúrgico que puede salvar tu vida y la de tu bebé, pero no siempre es necesaria. Hoy en día, muchas mujeres creen que es la opción más fácil para recibir a un bebé, tal vez porque desconocen los riesgos.

Si bien los casos de cesáreas no exitosas son pocos, los riesgos de sufrir complicaciones son mayores en comparación al parto natural. Por ejemplo, se corre el riesgo de dañar la vejiga y el útero de la madre. Además la recuperación es más lenta.

Por eso mismo, queremos informarte, para que sepas cuáles son los casos en los que es necesario, realmente, realizar una cesárea. Por fuera de estos, los médicos valoran el parto natural por encima de la cesárea.

Cesárea programada

Algunas cesáreas deben ser programadas por diferentes cuestiones médicas, como las que mencionamos a continuación:

  • El bebé está colocado en otra posición que no es cabeza abajo, y eso imposibilita su paso por el canal de parto.
  • Existe una disminución de la sangre que alimenta la placenta. Esto puede conducir a que tu bebé sea de tamaño más pequeño que lo normal.
  • Por el contrario, si el bebé es demasiado grande, también será necesaria una cesárea.
  • Problemas previos del bebé, tales como la espina bífida.
  • Si la placenta bloquea el cuello del útero, lo que se denomina placenta previa.
  • Si la embarazada tiene herpes genital cerca de la fecha de parto, ya que puede pasar al bebé por el canal de parto.
  • El embarazo múltiple, también puede ser factible de cesárea. El médico tendrá que prestar atención a la incisión en el caso de que sean más de tres fetos, que sean gemelos que compartan el mismo saco amniótico, o en el caso de que se trate de gemelos unidos por una o más partes del cuerpo.
  • En el caso de existencia de partos por cesárea anteriores, debido a que se corre riesgo de rotura del útero.
shutterstock 597109607
stockce/shutterstock

Cesárea de emergencia

Algunas cesáreas, lamentablemente, deben hacerse de urgencia y después de que comenzó el trabajo de parto. Existen diferentes causas médicas que hacen que sean necesarias, como las siguientes:

  • Sufrimiento fetal, debido a latidos muy rápidos o lentos del bebé.
  • Placenta que se desprende prematuramente, lo que causa una hemorragia. Esto, a su vez, hace que disminuya el suministro de oxígeno al feto, lo cual es muy peligroso.
  • La cesárea puede deberse a problemas con el cordón umbilical, que pueden interrumpir el suministro de oxígeno al bebé, ya sea debido a un prolapso del cordón o porque lo tiene enrollado en el cuello.

Existen otras razones por las cuales es necesaria una cesárea, por ejemplo, en el caso de un trabajo de parto lento, difícil o que se ha detenido por completo. También porque el bebé tiene la cabeza demasiado grande y porque la pelvis de la madre es demasiado estrecha, por lo que no podrá pasar por el canal de parto.

Estas son las principales causas por las cuales los médicos indican una cesárea. Si bien puede ser frustrante tener que someterse a una intervención de este tipo, muchas veces es la única opción para tener un parto sin complicaciones a futuro.