mujer

Cómo manejar la ansiedad y la depresión durante el embarazo

embarazo3 0
Dasha Petrenko/Shutterstock

Hay un mito importante que rodea a las mujeres embarazadas y es el que dice que están muy felices porque traerán una nueva vida al mundo. Esto no puede ser menos cierto, ya que las mujeres embarazadas son tan vulnerables a la depresión como cualquier ser humano. De hecho, están más propensas debido al cambio hormonal al que están expuestas. Es por esto que muchas mujeres embarazadas sufren de depresión y ansiedad, aunque no sean capaces de admitirlo.

Es difícil identificar este tipo de enfermedades durante el embarazo debido a la naturaleza de este. Sin embargo, si sientes que algo no está bien, presta atención a síntomas como la culpa, sentir que no vales nada, sentirte deprimida o sin ganas por más de dos semanas, baja energía y poca concentración, ya que estas son señales claras de depresión.

En cuanto a la ansiedad, fuertes palpitaciones, sudor frío, irritabilidad y dolores musculares suelen ser algunos de sus síntomas generales. Debido a que pueden ser confundidos con cualquier consecuencia del embarazo, lo mejor es acudir a un experto y hacerse un chequeo general.

Cómo manejar la depresión y la ansiedad en el embarazo

x cosas que deberias olvidar para un mejor 201716
lolostock via iStock

Una vez que aceptamos que esto es posible, es importante entender que es necesario buscar ayuda profesional.Siempre hay opciones naturales, como la yoga (para embarazadas, en este caso) y alimentos ricos en omega-3, que pueden ayudarte muchísimo. Sin embargo, hablar con alguien que tenga conocimiento acerca del tema puede ayudarte a estar más guiada y sentirte mucho mejor.

Tu ginecólogo-obstetra puede ser capaz de ayudarte en esta situación, ya sea tratándote o enviándote a un psiquiatra que pueda darte el tratamiento correcto que no afecte la gestación del bebé. Tu partera también debería estar capacitada para ayudarte a encontrar una solución.

La depresión y la ansiedad durante el embarazo son problemas graves puesto que, además de que tu estado de ánimo y salud, puede perjudicar de manera importante al bebé. Además, tienes más oportunidad de vivir depresión posparto y tener un duro comienzo como mamá.

Creemos que no solo la salud física de la mujer que gesta es importante, sino que toda ella lo es. Su salud mentaltambién debe formar parte de una constante vigilancia y cuidado. La depresión puede llevarnos a partes muy oscuras de nuestra mente y ninguna mamá quiere eso para el comienzo de la vida de su nuevo bebé. Si este es tu caso, ¡busca ayuda!