mujer

Cortes en los genitales y otras prácticas que no debes permitir durante tu parto

nombres catolicos de bebes1
COLLATERAL/Shutterstock

La violencia contra las mujeres tiene muchas formas, la física, psicológica, económica, sexual y también la obstétrica.

Aunque esta última no es muy conocida, no significa que no exista, es más común de lo que pensamos y es muy probable que siendo madre mexicana la hayas padecido en algún momento de tu vida.

¿Qué es?

La violencia obstétrica es el maltrato al cual una mujer embarazada es sometida al ser juzgada, atemorizada, humillada o lastimada física y psicológicamente. Se presenta en los lugares que prestan servicios médicos y se da en todas la esferas de la sociedad.

Tipos de violencia obstétrica:

#1 Parto por cesárea

Si te obligan a parir por cesárea sin que ésta sea necesaria, es decir, que existan condiciones para realizar un parto natural, es violencia obstétrica.

La cesárea debe hacerse únicamente bajo estas condiciones:

  • Si es urgente, es decir que se implemente para resolver o prevenir una complicación materna o fetal en etapa crítica.
  • Ya sea que el bebé o tú corran peligro para realizarse un parto de manera natural.
  • Si es electiva, es la que se programa para ser realizada en una fecha determinada por alguna indicación médica y se ejecuta antes de que inicie el trabajo de parto.

#2 Impedir que puedas cargar o amamantar a tu bebé

Si te niegan el contacto con el bebé inmediatamente después de dar a luz, sin causa médica justificada, es violencia obstétrica.

#3 Practicar la maniobra Kristeller

En esta práctica, el personal médico empuja al bebé dentro del vientre para agilizar su nacimiento.

Es violencia obstétrica si alteran el proceso natural del parto de bajo riesgo, mediante el uso de técnicas de aceleración, sin obtener tu consentimiento voluntario, expreso e informado.

#4 Hacer la episiotomía

Esta práctica consiste en realizar un corte en la zona perianal para agrandar la apertura de la vagina y así apresurar el parto y evitar desgarres.

La episiotomía únicamente debe practicarse si la vida del bebé se encuentra en riesgo, no como un método rutinario.

Además necesita tu consentimiento voluntario, sino, es violencia obstétrica.

#5 Innecesaria tricotomía

La tricotomía vulva perineal consiste en el rasurado del área de la vulva.

No es obligatoria y, a menos que sea justificable médicamente, no te la pueden realizar.

#6 Maniobra Hamilton

Consiste en desprender del cuello del útero las membranas que rodean al bebé utilizando las manos o algún otro instrumento con el fin de permitir el desprendimiento que lo mantiene unido al útero.

A menos que tu vida o la del bebé corran riesgo, no está permitida ésta práctica. Debe ser consensuada.

#7 Negarte atención médica

No atender oportuna y eficazmente las emergencias que presentes en el labor de parto, es violencia obstétrica.

#8 Esterilización forzada

Es el extremo de la violencia obstétrica en donde el personal médico realiza estrategias abusivas, como obtener la autorización para esterilizar a las mujeres o colocarles un dispositivo intrauterino durante la labor de parto.

La esterilización forzada está prohibida en la Ley General de Salud y en 19 leyes de salud locales. También está tipificada como un delito en el Código Penal Federal y en ocho códigos penales de las entidades, con sanciones como arrestos, multas y clausuras de nosocomios.

sensaciones del parto6
Maria Sbytova/shutterstock

Es probable que si eres madre, hayas padecido uno o más ejercicios de violencia obstétrica, ¿cierto?

La normalización de éstas práctican, así como la permisividad de las autoridades, han llevado a las mujeres mexicanas a un estado de vulnerabilidad. Ya que enfrentan serios obstáculos para ejercer sus derechos reproductivos, que van desde la discriminación en el acceso y la negativa de los servicios de salud obstétrica, hasta la atención deficiente en la prestación de los ser­vicios.

En México únicamente tres estados han incluido la violencia obstétrica y los derechos reproductivos y en sus leyes dentro de la Ley de acceso de las mujeres a una vida libre de violencia, estos son Veracruz, Oaxaca y Guanajuato.

Este tipo de violencia no obedece a un nivel económico: un parto violento, irrespetuoso y deshumanizado es la realidad de muchas mujeres en el mundo y es responsabilidad del Estado prever, capacitar, sancionar y erradicar este tipo de violencia, además de otorgar las herramientas necesarias educativas, culturales y materiales.

Es nuestra responsabilidad informarnos y educarnos en materia de derechos humanos para poder se reconozca nuestra voluntad como mujeres y nos garanticen una prestación de servicios de salud con nuestro consenti­miento informado.

También podría interesarte: 5 costumbres de las mexicanas cuando están amamantando