mujer

¿Por qué es mejor tener «la enfermedad del gato» antes de estar embarazada?

la enfermedad del gato1
nokkaew/Shutterstock

Recuerdo que de pequeña me decían que tuviera cuidado con los gatos, porque ellos me podían transmitir una enfermedad llamada toxoplasmosis. Sin embargo, espero haberla tenido antes de convertirme en mamá. ¿Por qué? Si eso no sucede, el desarrollo normal del bebé podría verse perjudicado.

Pero tranquila, si estás embarazada y descubres que no la padeces, ¡siguiendo determinados consejos puedes evitarla! A continuación te diré qué tienes que hacer para cuidar de ti y de tu bebé.

Qué es la toxoplasmosis y cómo saber si la tienes

embarazo mellizos1
George Rudy/Shutterstock

La toxoplasmosis es una infección ocasionada por el parásito Toxoplasma gondii, que suele alojarse en el excremento de los gatos. ¿Cómo podrías contraerlo? A través del contacto directo con la caca del gato o del contacto con alimentos que hayan sido contaminados por el excremento de los gatos.

Probablemente si tuviste o tienes un gato ya has tenido esta enfermedad. Esta infección no suele generar síntomas y por eso ni te has enterado. A veces genera algún malestar, fiebre o dolor de articulaciones, que se pueden confundir fácilmente con un principio de gripe, pero nada grave. 

Generalmente, cuando se confirma que una mujer está embarazada, los médicos aconsejan realizarse un análisis en sangre para detectar la presencia de toxoplasmosis. Si los resultados dan negativo, deberás extremar algunos cuidados con los gatos y con la alimentación. Si el estudio da positivo, tu médico te indicará un tratamiento a seguir durante el embarazo. 

¿Cuáles son los peligros de la toxoplasmosis en el embarazo?

la enfermedad del gato
Vikkin/Shutterstock

Si estás en la dulce espera y no eres inmune a la enfermedad porque no la has tenido, debes tener un especial cuidado. ¿Por qué? Porque este tipo de infección puede provocar un aborto así como también el daño cerebral, ceguera o trastornos en el desarrollo de tu bebé.

Generalmente, aquellos bebés que fueron contagiados con toxoplasmosis no sufren ningún daño al nacer, pero en los meses y años posteriores comienzan a desarrollar ciertos problemas en su desarrollo.

¿Cómo me tengo que cuidar durante el embarazo?

la enfermedad del gato2
Africa Studio/Shutterstock

Hay diferentes consejos que es importante seguir para que tú y tu bebé gocen de buena salud:

  • Lavarse las manos antes de manipular alimentos y también luego de cocinar.
  • No comer carne cruda ni poco cocida.
  • No comer carnes curadas.
  • Evitar leche no pasteurizada y productos derivados.
  • Lavar bien las frutas y verduras.
  • Usar guantes si trabajas con tierra.
  • Usar guantes al vaciar la bandeja de arena de tu gato y luego lavarse las manos.

Así que ya sabes, ¡lo mejor es haber tenido la toxoplasmosis antes del embarazo! Pero si eso no sucede, toma estas precauciones. ¡Todo saldrá bien y ambos tendrán una buena salud

Y, por supuesto, seguirás amando a tu gato tanto como antes. Ellos no son los culpables, solamente debemos tener un mayor cuidado con ellos al igual que con algunos alimentos.