mujer

¡Tranquila! Estas molestias en el embarazo son comunes y no significan nada malo

embarazo prediccion3
ewg3D/iStock

Estar embarazada conlleva una gran cantidad de preocupación, pues cada nuevo síntoma trae tantas preguntas, e incluso la más leve punzada de dolor en cualquier parte del cuerpo puede ponerte en alerta. Y aunque por regla general cualquier dolor severo y persistente debe ser consultado con el médico, hay molestias en el embarazo que son comunes y no significan nada malo

1. Náuseas y vómitos

Alrededor de la mitad de las mujeres embarazadas experimentan náuseas y vómitosen el primer trimestre, especialmente por la mañana, e incluso algunas mujeres pueden tener náuseas y vómitos durante todo el embarazo. En general este malestar se debe a los cambios hormonales durante el embarazo.

2. Fatiga

Como el cuerpo trabaja horas extras para proporcionar un ambiente nutritivo para el feto, no es de extrañar que una mujer embarazada a menudo se siente cansada. En el primer trimestre, el volumen sanguíneo y otros líquidos aumentan a medida que el cuerpo se ajusta al embarazo, y aunque algunas veces puede tratarse de anemia, en general es normalsentirse fatigada durante el embarazo

Zhoozha/Shutterstock

3. Hemorroides

Debido al aumento de la presión sobre el recto y el perineo, el aumento del volumen sanguíneo y una mayor probabilidad de sufrir de estreñimiento a medida que pasan las semanas, las hemorroides son comunes en el embarazo

4. Venas varicosas

Las venas varicosasson comunes en las piernas y alrededor de la abertura vaginal durante los últimos meses del embarazo. En la mayoría de los casos, las venas varicosas son causadas por el aumento de la presión en las piernas y las venas pélvicas, y por el aumento del volumen sanguíneo.

5. Acidez estomacal e indigestión

La acidez estomacal y la indigestión típicas del embarazo, causadas por la presión sobre los intestinos y el estómago (que a su vez empuja el contenido estomacal hacia el esófago), se pueden prevenir o reducir al comer comidas más pequeñas durante el día, y evitando acostarte poco después de comer.

Como siempre, ante la duda siempre consulta a tu médico. Sin embargo, en general estas molestias en el embarazo no significan nada malo.