mujer

¿Mamá ocupada? Ejercitarte no solo te beneficiará a ti: le enseñará una poderosa lección a tu hijo

mujer haciendo ejercicio 3
Leonardo Patrizi/iStock

Para hacer ejercicio cuando se tienen hijos hay que ser constantes. Hay que encontrar el momento más oportuno del día y no sentir culpa de estar haciendo algo por una misma.

Ejercitarte solo trae beneficios para ti y tus hijos. Además de cuidar tu salud, tienes un GRAN motivo para no abandonar la rutina.

Los beneficios de hacer ejercicio con niños

Imagina esta situación. Estás usando la bicicleta fija cuando alguno de tus hijos te necesita y tienes que suspender todo. Al salir, pierdes el ritmo y das por finalizada la rutina. Al día siguiente, lo vuelves a intentar y tus hijos te reclaman. Al tercer día, abandonas el ejercicio porque las interrupciones son constantes.

Rendirte no solo te privará de los beneficios de hacer ejercicio, también, con tu ejemplo, les estarás dando un mensaje a tus hijos: es mejor rendirse y no volver a intentar. Aunque ese no es el mensaje que les quieres dejar, es lo que ellos aprenden al verte bajar los brazos frente a las circunstancias.

ojos bebe
Peter Kotoff vía Shutterstock

Como mamá quieres criar hijos fuertes y que logren lo que se proponen, y lo que tú haces es el mejor modo de educarlos. A pesar de todas las interrupciones que surjan y de las trabajas que se encuentren en el camino, siempre hay otras oportunidades para volver a comenzar. Tal vez no sean como las imaginaste, es cuestión de encontrar el momento y el lugar que te permita sentirte mejor para empezar.

Tus hijos ven en ti un modelo a seguir y no hay nadie mejor que tú para enseñarles a cumplir objetivos. Ellos lo valorarán, tal vez en mucho tiempo, y te lo agradecerán, mientras tanto puedes estar segura de que estás criando futuros adultos responsables. ¿No te parece un GRAN motivo para esmerarte por lo que más quieres y sentirte orgullosa como mamá?

Podría interesarte