mujer

El mensaje que acompaña la foto de su cuerpo posparto te llenará de inspiración

posparto1 1
Lopolo/Shutterstock

Muchas mujeres soñamos con el día en que nos convertimos en madres. Por supuesto, no es nuestro único sueño en la vida, pero es algo que varias mujeres anhelamos y deseamos. Ser mamás nos complementa.

Cuando ser mamá no es algo impuesto por la sociedad, cuando ser mamá es una elección tomada con convicción y amor nos llenamos de amor y esa alegría que nos transmite la llegada de un bebé complementa nuestra felicidad.

Pero muchas veces toda esa emoción que sentimos puede jugarnos una mala pasada: los cambios físicos y emocionales que atravesamos pueden sensibilizarnos y generar una gran depresión luego de dar a luz. Sobre todo por el hecho de mirarnos al espejo y descubrir que nuestro cuerpo cambió, que tenemos marcas, que pesamos más y que, además, no contamos con el tiempo suficiente para dedicarlo a nosotras mismas y así recuperar esa otra figura que dejamos hace nueve meses.

Sobre la depresión, sobre las marcas y sobre nuestro derecho por ser mujeres, además de madres, habla esta publicación de Instagram.

El mensaje

Content temporarily unavailable: https://www.instagram.com/p/BPLpQeJA2ph/

Alexandra Brea es mamá. 18 meses después de dar a luz a su primer hijo y cinco meses luego de convertirse en mamá por segunda vez, subió una bella fotografía junto a uno de sus hijos en la que dejó el descubierto sus marcas en el vientre.

«Ha sido un largo y difícil camino de posparto para mí. 18 meses después de dar a luz a mi primer hijo y luego de 5 meses del segundo siento que finalmente puedo ver la luz y realmente se siente increíble. Quiero aplaudirlas a ustedes, mamás, que están luchando contra la depresión posparto y aún así se levantan por sus hijos. Las saludo a todas ustedes que siguen llorando por las marcas que dejó el embarazo en sus cuerpo. Celebremos por la maternidad, quiero animarlas porque esto pasará. Las cosas mejorarán.»

Ser mujer y ser mamá

posparto 1
fizkes/Shutterstock

Alexandra atravesó lo que ninguna mamá quiere pasar:la depresión posparto. En su caso se debió a las marcas en su cuerpo, a que su figura era muy distinta a la que tenía antes de ser madre. Se deprimió mucho, ver todas esas marcas en su estómago no le resultaban bellas. Sin embargo esa «luz» que ella menciona refiere a la aceptación de que aquel cuerpo sin marcas ya no volverá porque era el cuerpo de una mujer que no había dado vida; ahora tiene un nuevo cuerpo porque fue mamá y que podrá cuidarlo y amarlo tanto como aquel otro.

La depresión posparto no es un estado eterno, con el paso del tiempo —y si es necesario con una ayuda externa— se pueden superar todos los miedos y las tristezas. La clave está en aceptar que esas marcas y ese cuerpo nuevo son producto del amor que tanto deseamos. Amemos ser madres,amemos esto que tanto soñamos.