mujer

Los niños no son un obstáculo para viajar: una familia lo prueba con hermosas fotografías

familia vanthuyne 1216 1400x800 0
vanthuynee/archivo personal

Antes de tener hijos es bueno aprovechar para viajar porque después se vuelve difícil, ¿verdad? O al menos eso es lo que pensamos.

Esto no fue s así para la familia de Tanya Vanthuyne. Junto con su marido, Trent, y sus 2 hijos, Kade, de 2 años y Blake, de 6, viajan como mochileros por lugares paradisíacos de la provincia canadiense de Alberta y suben todas las fotos en su cuenta de Instagram.

Familia viajera

Una de las imágenes, que muestra a su hijo más joven en un escenario paradisíaco, fue ganadora del Hero Session Challenge, un concurso que premia la mejor foto de aventura realizado por la empresa que produce las cámaras GoPro.

En una entrevista con VIX, Tanya contó que los 4 salen de viaje a las montañas algunas veces por semana. «Kade generalmente se siente como un rey en su canguro mientras disfruta el viaje. No se necesita ir al gimnasio cuando se tienen 10 kg adicionales en su espalda. ¡Él me deja fuerte!», agregó.

La mayor diversión de la familia es practicar el Stand Up Paddle. Se trata de un deporte en el que el practicante se queda de pie (o sentado) sobre un tipo de tabla y se mueve en el agua con el impulso de los remos. Kade, el más joven, acompaña a su madre desde que consiguió sentarse solo y Blake, el mayor, ya es prácticamente un profesional.

Viajes de aventura con niños

Para Tanya, los niños nunca son obstáculo para viajar. «Nunca dudamos antes de ir a cualquier lugar a causa de los niños, hacemos los cambios necesarios y nos vamos», contó. «A veces puede ser difícil, después de todo son niños. Junto con ellos también viene la falta de paciencia, la irritación, la hora de la siesta o que quieren hacer actividades diferentes». 

La solución, para Tanya, es muy simple: «Yo no creo expectativas, solo nos dejamos llevar».

Como resultado, el viaje acaba siendo aún más gratificante: «Amo todo lo que se refiere a ser madre y ver cómo mis hijos se sienten en esos viajes me hace ser una persona mejor. Esto desacelera la vida para que pueda ser vivida. Sé que van a crecer apreciando las cosas simples. Sin mencionar las risas sin fin y que cada experiencia no tiene precio, por más cliché que eso sea. Es todo muy bueno», finalizó.

Viaje en familia: ¡mira más fotos!

Artículo traducido desde el original de VIX Brasil, del autor Manuela Pagan.