mujer

Mario Benedetti: los 7 poemas que te harán reflexionar acerca de tu vida

leer libro atardecer bosque
LOGVINYUK YULIIA/Shutterstock.com

El amor por las letras puede descubrirse en diferentes etapas de nuestra vida, cuando nos damos cuenta de la fuerza de las palabras y de la belleza de la poesía. Cuando entendemos que leer no es aburrido, sino más bien apasionante. En ese momento comenzamos por descubrir poemas cortos o novelas sencillas, luego la pasión aumenta y exploramos más y más.

Mario Benedetti, fue un artista uruguayo que ejerció como periodista, poeta, dramaturgo y novelista. Su legado lo convirtió en uno de los escritores más famosos en Latinoamérica. Bendetti no sólo creó poemas, también es autor y una de sus novelas más reconocidas es La tregua.

Dedicó su vida a las letras, al amor por el arte, pero sobre todo a la libertad. Fue un enorme crítico de la opresión y un abanderado del amor. Sus poemas son el fiel reflejo de su lucha por la democracia. Estos son algunos poemas de su autoría que te harán reflexionar sobre todos los aspectos de tu vida y que te dejarán grandes lecciones.

#1 Lovers go home

pareja7 0
Jenn Evelyn-Ann via Unsplash

Traducido como «los amantes se van a casa», este poema de amor es muy corto, pero guarda una gran ternura. Lo mejor es que no sólo describe el cariño entre dos personas, sino que también deja claro que una de las claves detrás de una gran relación está en conocerse y quererse a sí mismo primero. Además de que la amistad siempre será parte de un gran romance.

«Ahora que empecé el día

volviendo a tu mirada,

y me encontraste bien

y te encontré más linda.

Ahora que por fin

está bastante claro

dónde estás y dónde estoy.

Sé por primera vez

que tendré fuerzas

para construir contigo

una amistad tan piola,

que del vecino

territorio del amor,

ese desesperado,

empezarán a mirarnos

con envidia,

y acabarán organizando

excursiones

para venir a preguntarnos

cómo hicimos».

#2 Piedritas en la ventana

cerrar ventanas
lzf vía Shutterstock

¿Cuántas veces no nos ha pasado que por esperar una situación en específico o incluso por sentir que no lo merecemos, evitamos reconocer que la felicidad que se encuentra frente a nosotros? A pesar de que nadie sabe qué le deparará el futuro, no debemos temerle a la alegría que se acerca por miedo a lo que podría venir junto a ella.

«De vez en cuando la alegría

tira piedritas contra mi ventana

quiere avisarme que está ahí esperando

pero me siento calmo

casi diría ecuánime

voy a guardar la angustia en un escondite

y luego a tenderme cara al techo

que es una posición gallarda y cómoda

para filtrar noticias y creerlas

quién sabe dónde quedan mis próximas huellas

ni cuándo mi historia va a ser computada

quién sabe qué consejos voy a inventar aún

y qué atajo hallaré para no seguirlos

está bien no jugaré al desahucio

no tatuaré el recuerdo con olvidos

mucho queda por decir y callar

y también quedan uvas para llenar la boca

está bien me doy por persuadido

que la alegría no tire más piedritas

abriré la ventana

abriré la ventana».

#3 Viceversa

pareja agarrada
Shutterstock

Nada sería más falso que afirmar que nuestros sentimientos son blancos o negros, sin excepción. Reímos hasta llorar, amamos hasta que duele, queremos tanto a alguien que tenemos miedo de convertirnos en algo más, por el riesgo de perderlo para siempre... Nuestras emociones son tan complejas que existe cierto alivio en reconocer que podemos sentir ambas caras de la misma moneda a la vez.

«Tengo miedo de verte, necesidad de verte, esperanza de verte, desazones de verte. Tengo ganas de hallarte, preocupación de hallarte, certidumbre de hallarte, pobres dudas de hallarte.

Tengo urgencia de oírte, alegría de oírte, buena suerte de oírte y temores de oírte.

O sea resumiendo, estoy jodido y radiante, quizá más lo primero que lo segundo y también viceversa».

#4 Táctica y estrategia

4 PM production/Shutterstock

Sin duda uno de los poemas de Mario Benedetti más famosos y más dedicados en el mundo. No es un misterio el porqué, puesto que con unas cuantas líneas expresa cómo la mejor manera de iniciar al amor es la honestidad y un auténtico interés hacia la otra persona.

«Mi táctica es mirarte, aprender como sos quererte como sos.

Mi táctica es hablarte y escucharte, construir con palabras un puente indestructible.

Mi táctica es quedarme en tu recuerdo, no sé cómo ni sé con qué pretexto, pero quedarme en vos.

Mi táctica es ser franco y saber que sos franca y que no nos vendamos simulacros, para que entre los dos no haya telón ni abismos.

Mi estrategia es en cambio más profunda y más simple.

Mi estrategia es que un día cualquiera, no sé cómo ni sé con qué pretexto, por fin me necesites».

#5 ¿Qué les queda a los jóvenes?

estas cosas no solo pasan en tus 20 sino que estaran en tu vida para siempre6
wundervisuals via iStock

Como mencionamos al principio de este artículo, Mario Benedetti sentía pasión no sólo hacia el romance, sino también hacia los temas sociales. Esta faceta de su trabajo no suele compartirse tanto como sus poemas de amor, pero también tienen mucho por ofrecer. Éste, por ejemplo, habla sobre las dificultades que los jóvenes enfrentan en este mundo caótico y cómo el futuro está en sus manos.

«¿Qué les queda por probar a los jóvenes

en este mundo de paciencia y asco?

¿sólo grafitti? ¿rock? ¿escepticismo?

también les queda no decir amén

no dejar que les maten el amor

recuperar el habla y la utopía

ser jóvenes sin prisa y con memoria

situarse en una historia que es la suya

no convertirse en viejos prematuros

¿qué les queda por probar a los jóvenes

en este mundo de rutina y ruina?

¿cocaína? ¿cerveza? ¿barras bravas?

les queda respirar / abrir los ojos

descubrir las raíces del horror

inventar paz así sea a ponchazos

entenderse con la naturaleza

y con la lluvia y los relámpagos

y con el sentimiento y con la muerte

esa loca de atar y desatar

¿qué les queda por probar a los jóvenes

en este mundo de consumo y humo?

¿vértigo? ¿asaltos? ¿discotecas?

también les queda discutir con dios

tanto si existe como si no existe

tender manos que ayudan / abrir puertas

entre el corazón propio y el ajeno /

sobre todo les queda hacer futuro

a pesar de los ruines de pasado

y los sabios granujas del presente».

#6 El Sur también existe

3 lugares sierra ecuador 2
Jennifer Stone - RF - Thinkstock

A Mario también le encantaba usar su pluma para defender la democracia y a los países en desventaja ante las potencias mundiales. El Sur también existe expresa un mensaje claro: denunciar el abuso de poder que las naciones del hemisferio norte suelen ejercer sobre aquellas que se encuentran en el sur.

«Con su ritual de acero

sus grandes chimeneas

sus sabios clandestinos

su canto de sirenas

sus cielos de neón

sus ventas navideñas

su culto de dios padre

y de las charreteras

con sus llaves del reino

el norte es el que ordena

pero aquí abajo abajo

el hambre disponible

recurre al fruto amargo

de lo que otros deciden

mientras el tiempo pasa

y pasan los desfiles

y se hacen otras cosas

que el norte no prohíbe

con su esperanza dura

el Sur también existe

con sus predicadores

sus gases que envenenan

su escuela de chicago

sus dueños de la tierra

con sus trapos de lujo

y su pobre osamenta

sus defensas gastadas

sus gastos de defensa

con su gesta invasora

el norte es el que ordena

pero aquí abajo abajo

cada uno en su escondite

hay hombres y mujeres

que saben a qué asirse

aprovechando el sol

y también los eclipses

apartando lo inútil

y usando lo que sirve

con su fe veterana

el Sur también existe

con su corno francés

y su academia sueca

su salsa americana

y sus llaves inglesas

con todos su misiles

y sus enciclopedias

su guerra de galaxias

y su saña opulenta

con todos sus laureles

el norte es el que ordena

pero aquí abajo abajo

cerca de las raíces

es donde la memoria

ningún recuerdo omite

y hay quienes se desmueren

y hay quienes se desviven

y así entre todos logran

lo que era un imposible

que todo el mundo sepa

que el Sur también existe».

#7 Por qué cantamos

mitos sobre las relaciones duraderas 4
Fuse/Thinkstock

Los seres humanos tenemos un superpoder: la habilidad de sonreír incluso durante los momentos más difíciles. Dedicado a todas aquellas personas que encuentran razones de alegría que los motivan a seguir adelante, te presentamos el último poema de esta lista.

«Si cada hora viene con su muerte

si el tiempo es una cueva de ladrones

los aires ya no son los buenos aires

la vida es nada más que un blanco móvil

usted preguntará por qué cantamos

si nuestros bravos quedan sin abrazo

la patria se nos muere de tristeza

y el corazón del hombre se hace añicos

antes aún que explote la vergüenza

usted preguntará por qué cantamos

si estamos lejos como un horizonte

si allá quedaron árboles y cielo

si cada noche es siempre alguna ausencia

y cada despertar un desencuentro

usted preguntará por que cantamos

cantamos por qué el río está sonando

y cuando suena el río / suena el río

cantamos porque el cruel no tiene nombre

y en cambio tiene nombre su destino

cantamos por el niño y porque todo

y porque algún futuro y porque el pueblo

cantamos porque los sobrevivientes

y nuestros muertos quieren que cantemos

cantamos porque el grito no es bastante

y no es bastante el llanto ni la bronca

cantamos porque creemos en la gente

y porque venceremos la derrota

cantamos porque el sol nos reconoce

y porque el campo huele a primavera

y porque en este tallo en aquel fruto

cada pregunta tiene su respuesta

cantamos porque llueve sobre el surco

y somos militantes de la vida

y porque no podemos ni queremos

dejar que la canción se haga ceniza».

Seguro te encantará: