mujer

Todo lo que debes saber sobre las GRASAS TRANS

Todo lo que debes saber sobre las grasas trans
wildpixel/iStock/thinkstock

Para quienes aspiran a una dieta saludable, las grasas trans se han convertido casi que en el mismísimo diablo. Muchas son las preguntas que surgen a raíz de esta realidad: ¿qué son estas grasas? ¿por qué son taan temidas? Pues, hoy en iMujer nos avocaremos a develar estos enigmas. ¡Empecemos!

#1 Cómo y por qué surgen

Todo lo que debes saber sobre las grasas trans 1
shutter_m/iStock/thinkstock

Las grasas trans de los alimentos procesados son artificiales. ¿Cómo son elaboradas? Los productores le adicionan átomos de hidrógeno a los aceites líquidos y los convierten en grasas sólidas. Este proceso es conocido con el nombre de "hidrogenación". Ahora bien, ¿por qué recórcholis las crean? Con el fin de mejorar el sabor de sus productos y prolongar su vida útil.

Ahora bien, este tipo de grasas no solo está presente en los alimentos procesados. También, se encuentra de forma natural –aunque en proporciones muy pequeñas– en la carne roja, el cerdo, la manteca y la leche.

#2 Qué hacen dentro del cuerpo

Todo lo que debes saber sobre las grasas trans 2
GuidoVrola/iStock/thinkstock

Una vez dentro del organismo, las grasas trans elevan de forma drástica los niveles de colesterol malo. Este efecto facilita la obstrucción arterial y, en consecuencia, el padecimiento de ataques cardíacos y derrames. A este respecto, una de las tantas investigación que se realizaron en relación a este tema demostró que las mujeres que consumían este tipo de grasas con mucha frecuencia tenían un 50% más de posibilidades de experimentar ataques cardíacos, en comparación con quienes las ingerían muy de vez en cuando.

Pero, esto no es todo. Estudios recientes llevados a cabo por la Universidad de Harvard han encontrado un vínculo muy fuerte entre el consumo de grasas trans y el desarrollo de diabetes

#3 Las grasas trans y las saturadas

Todo lo que debes saber sobre las grasas trans 3
Manuel-F-O/iStock/thinkstock

Estas son los tipos de grasas más perjudiciales para nuestro organismo. Pero, ¿cuál es peor? Bueno, por un lado, las grasas trans elevan el colesterol malo en menores proporciones que las grasas saturadas. Esto podría llevar a suponer que las segundas son mejores que las primeras... Sin embargo, es necesario considerar un segundo factor: el colesterol bueno. En este sentido, mientras que el consumo de grasas saturadas incrementa este tipo beneficioso de colesterol, el de grasas trans no lo hace. Este dato equilibraría la "maldad" de ambos tipos de grasas. 

Información recomendada: Alimentos reconfortantes que queman grasas

¿En conclusión? Presta atención a las etiquetas de lo que introduces en tu carro y trata de limitar tu consumo de grasas trans –y saturadas–. Una vida sin este tipo de grasas representa, sin duda alguna, una vida MUCHO más plena.