mujer

¿Qué diferencia hay entre contractura y desgarre muscular?

Que diferencia hay entre contractura y desgarre muscular 1
artem_furman/istock/thinkstock

Aunque se trate de dos lesiones musculares parecidas, existen unas diferencias entre las características de base de cada una. La contractura y el desgarre se efectúan en los músculos, las dos causan un dolor fuerte y una incomodidad generalizada. Pero para actuar en consecuencia, conviene conocer bien sus diferencias.

La contractura muscular

La contractura muscular, como su nombre indica, es una lesión que se produce en los músculos. Es una contractura que se mantiene en el tiempo, una contractura que no provoca otros dolores en el músculo más que los de ella misma.

Con la contractura muscular, el proceso natural de los músculos basado en la relajación-contracción se ve modificado. El músculo se mantiene en una contracción constante.

En la contractura muscular se produce una inflamación y una rigidez en el músculo, creando la sensación de tener un globo dentro del músculo. Además de estar totalmente rígida, la zona afectada está dolorida.

Que diferencia hay entre contractura y desgarre muscular 2
maridav/istock/thinkstock

El desgarre muscular

El desgarre muscular es mucho más severo que la contractura porque provoca la rotura de las fibras que componen los músculos. En función del tamaño de estas fibras, el desgarre puede ocasionar más o menos daños.

Las fibras de los músculos se agrupan en paquetes, envueltos por una capa fina. Si esta capa o si una de las fibras musculares se rompe, esto provoca un desgarre.

El desgarre suele estar causado por movimientos muy fuertes y precipitados. Generalmente, se produce entre deportistas por razones del esfuerzo muscular constante que realizan. Este tipo de lesiones es mucho más severo que una contractura y, en el momento de las pruebas realizadas por un especialista, es fácil diagnosticarlo.

El desgarre habitualmente se manifiesta durante 21 días y es un proceso que presenta varias fases. El desgarre provoca fuertes dolores y una inmovilidad total de la zona afectada. En estos casos se aconseja aplicar mucho hielo sobre la zona afectada para calmar el dolor provocado por la rotura de la fibra muscular.

¿Conocías las diferencias entre una contractura y un desgarro muscular? ¿Has sufrido alguna vez alguno de estos dos problemas?

Ver también: Recomendaciones para evitar las contracturas musculares