7 curiosidades sobre el sistema circulatorio

7 curiosidades sobre el sistema circulatorio
Vstock LLC/iStock/thinkstock

"Lo esencial es invisible a los ojos", escribió Antoine de Saint-Exupéry. Y es así; ciertamente, las manifestaciones más increíbles de la vida no pueden ser percibidas por nuestros ojos: el amor, la respiración, la paz, la circulación... 

Y tú, ¿qué tanto conoces sobre esta última manifestación vital? Pues, te alegrará saber que estás a punto de descubrir algunas de las curiosidades más apasionantes sobre tu sistema circulatorio. Así que, ¡empecemos!

7 curiosidades sobre el sistema circulatorio 1
Ugreen/iStock/thinkstock

#1 Un sistema laaargo

Si tuviéramos que formar una línea con todas las arterias, venas y capilares de nuestro cuerpo, ¡esta alcanzaría a medir 100.000 kilómetros! Y los capilares, que representan los vasos sanguíneos más pequeños, constituirían el 80% del total.

7 curiosidades sobre el sistema circulatorio 2
farakos/iStock/thinkstock

#2 Células flexibles

Como mencionamos en la página anterior, los capilares son vasos muy pequeños. Para que tengas una idea, su diámetro es la décima parte del de un cabello. Por otro lado, las células sanguíneas suelen tener un tamaño bastante similar. Por este motivo, no tienen más alternativa que viajar, formando una sola fila. Pero, de vez en cuando, las células sanguíneas son más grandes y deben deformarse para así poder circular por los capilares.

7 curiosidades sobre el sistema circulatorio 3
nicomenijes/iStock/thinkstock

#3 Cuanto más grande, más lento

En todo el mundo animal, la velocidad del ritmo cardíaco es inversamente proporcional al tamaño corporal. En otras palabras, cuanto más grande es el animal, más lento late su corazón. En el caso de un ser humano adulto, este órgano en reposo late un promedio de 75 veces por minuto. El corazón de las ballenas azules, por otro lado, late tan solo 5 veces por minuto, mientras que el de una musaraña, ¡1.000!

7 curiosidades sobre el sistema circulatorio 4
SomkiatFakmee/iStock/thinkstock

#4 Un órgano independiente

Una vez removido del cuerpo, el corazón tiene la capacidad de seguir latiendo. Esto se debe a que genera sus propios impulsos eléctricos. Por tanto, en la medida en que siga recibiendo oxígeno, el corazón puede seguir funcionando, aun si está separado del resto del cuerpo humano.

7 curiosidades sobre el sistema circulatorio 5
Cobalt88/iStock/thinkstock

#5 El estudio más antiguo

El estudio más antiguo sobre el sistema circulatorio del que se tiene registro se remonta al siglo 12 antes de Cristo y fue realizado por los egipcios. Esta era una civilización "cardiocéntrica", en tanto concebía que el corazón era el centro de la memoria, la sabiduría y las emociones, entre muchas otras cosas. Por ello, en el proceso de momificación, removían el cerebro (¡a través de la nariz!) y preservaban el corazón.

7 curiosidades sobre el sistema circulatorio 6
juras10/iStock/thinkstock

#6 Células especiales

A diferencia de la mayoría de las células del cuerpo, las sanguíneas carecen de núcleo. Esto les permite transportar más oxígeno, pero les impide dividirse o sintetizar nuevos componentes celulares. Por este motivo, después de andar circulando por el cuerpo durante 120 días, una célula sanguínea habrá llegado a su fin.

7 curiosidades sobre el sistema circulatorio 7
grafvision/iStock/thinkstock

#7 El síndrome del corazón roto

Un agudo dolor emocional (como el causado por un divorcio o el fallecimiento de un ser querido) puede provocar el "síndrome del corazón roto". Este supone el debilitamiento repentino del músculo del corazón y provoca síntomas muy similares al de un ataque cardíaco, tales como la dificultad para respirar, y aflicción en los brazos y en el pecho.

Información recomendada: Curiosidades sobre el corazón humano

Esperamos que estos datos sobre el sistema circulatorio te hayan resultado tan interesantes como a nosotras. La semana que viene nos dedicaremos a otra parte del fascinante interior del cuerpo humano. ¡Hasta entonces!