mujer

4 signos de que eres adicta a las bebidas de dieta

4 signos de que eres adicta a las bebidas de dieta 1
Rui Dias-aidos/hemera/thinkstock

Una mala información puede ocasionar grandes perjuicios: esto es lo que sucede en personas que comenzaron a consumir bebidas light o de dieta con la idea de que además de no engordar, podrían disfrutar de un refresco apetitoso y más saludable que el azucarado.

Déjenme decirles, que fui una de esas personas hasta que un médico me dijo: “si quieres beber un refresco de forma ocasional no te hará mal, pero no lo hagas a diario y siempre es mejor uno con azúcar antes que unolight”.

Hoy en día, no forman parte de mis hábitos pero sé de muchas personas a las que se les hace casi imposible levantarse por la mañana y no beber un trago de refresco diet.

Eres adicta cuando...

1. Están presentes en todo lugar

4 signos de que eres adicta a las bebidas de dieta 2
michael blann/digital vision/thinkstock

2. Dieta sana, bebida light

4 signos de que eres adicta a las bebidas de dieta 3
Shaiith/istock/thinkstock

3. ¡Es más rico!

4 signos de que eres adicta a las bebidas de dieta 4
luiscar/istock/thinkstock

4. Un refresco de dieta siempre viene bien...

[[{"fid":"1139902","view_mode":"preview", "type":"media","link_text":null,"attributes":{"class":"media-element file-default"}}]] Siempre tienes una excusa para beber una: si te sientes mal o tienes sed, si hace calor o frío, da igual, tu refrescodiet es una de las cosas que más ocupan tu mano a lo largo de cada día.

¿Se puede ser adicto a las bebidas de dieta?

La respuesta es sí, y si contienen cafeína es más fácil caer en la adicción. Algo que juega un importante papel es el factor psicológico, según dice Harold C. Urschel, MD, un psiquiatra de la adicción en Dallas y el autor de Healing the Addicted, ya que por el solo hecho de creer que al beberlas no engordamos, de algún modo estamos permitiéndonos beber cuanto se nos antoje.

No son pocas las personas que sustituyen una adicción por otra: por ejemplo, dejan de fumar, pero comienzan a beber refresco de dieta en su lugar.

Por otra parte, el tomar bebidas edulcoradas hace que la necesidad de consumir azúcar quede insatisfecha, por lo que normalmente el cuerpo pide más de lo mismo.

Quienes consumen a diario este tipo de bebidas y de pronto deciden dejar de hacerlo de un día para otro se encuentran con síntomas de abstinencia tales como dolores de cabeza, náuseas e irritabilidad durante varios días.

El tema es más serio de lo que puede parecer, ya que el tomar bebidas de dieta en exceso se ha relacionado con enfermedades como la diabetes tipo 2, problemas óseos en las mujeres y accidentes cerebrovasculares. Y tú, ¿eres adicta?

Ver también: ¿Por qué los refrescos light no son saludables?